Rosario para Difuntos: Los Misterios, Días y Pasos

El Rosario para difuntos, es un acto de fe para seguir proclamando a Cristo al mundo como señor y salvador, el Camino, la Verdad y la Vida. A través del Rosario se solicita a Dios que le perdone al difunto aquellos pecados o faltas veniales que estaban por perdonarse en el momento de su fallecimiento. Este Rosario para Difuntos consta de los Misterios Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y de Luz. Te invito a conocerlo.

rosario para difuntos

Rosario para Difuntos

A través de esta devoción mariana se ora por los muertos por el perdón de sus pecados y descanso eterno… en 2 Mac. 12,43-46. Dice: “aquellos que han dormido en Dios tienen gracia en ellos y, debido a esto es un acto sagrado y sano orar por los difuntos, para que sean expiados de sus pecados.

En una afirmación de San Gregorio Magno asevera: que si Jesucristo dijo que algunos errores o pecados no serán, perdonados en este mundo terrenal ni en el otro. Entonces, es posible que algunos pecados si sean perdonados en el otro mundo… Por esto los católicos ofrecemos misas para difuntos, novenarios, oraciones y limosnas para rogar a Dios por el perdón de los pecados del difunto, su elevación espiritual y la vida eterna.

¿Cuándo se reza el Rosario?

  • El Rosario se reza con el cuerpo presente del fallecido(a) y también después de haberlo sepultado, la tradición es que se dedica para rogar por su descanso en paz un Novenario en el que se reza el rosario por nueve días continuos, de acuerdo al misterio correspondiente para cada día correspondiente.
  • También se dedica a personas fallecidas hace tiempo, esto puede rezar una vez al año, en la fecha de su fallecimiento, también puede ser una vez a la semana a fin de rogar por su elevación espiritual.

¿Cómo se reza el Rosario?

El Rosario consta de cuatro misterios, estos son: Gozosos, Dolorosos, Gloriosos y de Luz. En la práctica el lunes y sábado se dedican a los Misterios Gozosos; el martes y el viernes a los Misterios Dolorosos; los días miércoles, sábado y domingo los Misterios Gloriosos  y los días jueves para los Misterios de Luz.

rosario para difuntos

Oraciones de Inicio

Se inicia el Rosario con la señal de la cruz: Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor Dios Nuestro. En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amén!

Oración: Ave María Purísima

Respuesta: Sin pecado concebida

Oración: Abre Señor mis labios

Respuesta: Y mi boca proclamara tu alabanza

Oración: Dios mío ven en mi auxilio

Respuesta: Señor apresúrate en socorrerme.

Señor mío Jesucristo, Dios y Hombre verdadero, Creador, Padre y Redentor mío; por ser vos quien sois, bondad infinita, y porque os amo sobre todas las cosas, me pesa de todo corazón haberos ofendido; también me pesa porque podéis castigarme con las penas del infierno. Ayudado de vuestra divina gracia, propongo firmemente nunca más pecar, confesarme y cumplir la penitencia que me fuere impuesta.

¡Amén.!

Dales Señor el descanso eterno y brille para ellos la luz perpetua.

Dedicatoria del Rosario

Dios, afirmados en nuestra fe que proclama la vida, muerte, pasión y resurrección de tu Hijo Jesucristo, te dedicamos este Santo Rosario por nuestro(a) hermano(a) _____ y te solicitamos, que así como ha participado ya de la muerte de Jesucristo que también llegue a participar de la alegría de la gloriosa resurrección.

Por Jesucristo nuestro Señor. ¡Amén.!

Santísima Madre de Dios y Madre nuestra, Reina del Santo Rosario! Confiados en vuestra bondad nos acercamos a Vos, para honrar vuestro nombre y consolar nuestras almas.

Santísima Virgen María tan solo al nombrarte mi alma se alegra con la esperanza de verte algún día, del arca testamento y de la paz alegría, con el nombre de María empezamos el Padre Nuestro.

Se continúa rezando el Padre Nuestro, el Credo, el Avemaría tres veces y el Gloria al Padre.

Misterios Gozosos (Lunes y Sábado)

Primer Misterio Gozoso: El Arcángel Gabriel anuncia a la Santísima Virgen María la Encarnación de Nuestro Señor Jesucristo y su elevación a Madre de Dios (cf Lc. 1: 23-26).

Reflexión: Agradecemos a la Virgen María que aceptó participar en el plan divino de la redención humana. Así como María con humildad y valor asumió ser la madre de Jesús, nosotros tenemos que ser más tolerantes y humildes en aceptar con compromiso el llamado de Dios a ser sus hijos.   

rosario para difuntos

Dedicatoria Final de todos los días

 ¡Oh, Santísima Virgen María, alivio de las almas!, te ofrecemos este Misterio por la alegría que tuviste cuando,  el ángel, te anunció la encarnación del hijo de Dios en tus entrañas; por Él te rogamos que el alma de nuestro(a) hermano(a) ______ y todas aquellas almas que están en el purgatorio, reciban alegres noticias de la Gloria Eterna, a donde vayan a descansar. ¡Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor! Amén.

Rezar el Padre Nuestro 1 vez y rezar el Avemaría 10 veces, luego de realizar la Reflexión de cada Misterio. Al finalizar se reza «Dale Señor el descanso eterno, brille para él (ella) la luz perpetua, que descanse en paz. Amén».

Estas oraciones se repiten en cada misterio que corresponda durante todo el Santo Rosario, luego de rezar cada misterio se reza el Padre Nuestro, las Diez Avemarías y por ser un Rosario de Difuntos se cambia el Gloria por la frase: Dale Señor el descanso eterno… Asimismo, se rezan en cada ministerio la Dedicatoria final de todos los días y la Oración final de todos los días.

Oración Final de todos los días

Oh Jesús mío, perdona nuestros pecados, líbranos del fuego del infierno, lleva al cielo a todas las almas, especialmente a las más necesitadas de tu misericordia.

Jesús, que dejaste las marcas de la Pasión en la sábana santa, donde tu cuerpo fue envuelto. Concédenos, misericordioso, que por tu muerte y sepultura santa, y por los dolores y angustias de tu Santísima Madre María, sea llevada a descansar el alma de tu siervo(a) ______ y todos los que están en el purgatorio, a la gloria de tu resurrección, donde vives y reinas con Dios Padre en la unidad del Espíritu Santo, por todos los siglos. Amén

rosario para difuntos

Segundo Misterio Gozoso: La Santísima Virgen María va con solicitud a visitar y servir a su prima Santa Isabel (cf Lc. 1: 39-45)

Reflexión: Al conocer la noticia que su prima Isabel está embarazada de seis meses, María va a su casa para ayudarla. La Virgen María con su actitud, nos enseña el verdadero amor hacia el prójimo que es el distintivo de todos los cristianos.

Tercer Misterio Gozoso: Nacido en el Portal de Belén, Jesús es colocado en un pesebre, en la extrema pobreza (cf Lc. 2: 1.7)

Reflexión: Cuando nació Jesús, los que se dieron cuenta que era el mesías fueron María, José y unos pocos pastores, gente humilde con fe en Dios. Así nos puede pasar a nosotros si tenemos fe en la palabra de Dios nuestro padre celestial y, sentiremos su presencia en nuestro corazón. Le pedimos a María la Reina de la Paz, que nos dé el don de la justicia y paz para la sociedad mundial que vive entre tantos odios y violencia.

Cuarto Misterio Gozoso: Con espontáneo júbilo, María presenta a Jesús en el Templo y cumple perfectamente las prescripciones de la purificación (cf Lc. 2: 22-31)

Reflexión: Cumpliendo con sus deberes religiosos María y José presentaron a los cuarenta días a Jesús en el templo, siguiendo la Ley de Moisés. Esa es una lección para nosotros de hacer caso a las palabras de Dios. Por esto le pedimos a la Virgen María, que nos ayude a cumplir siempre con la Ley de Dios, expresada en los mandamientos, aunque los consideremos pesados y caducos.

Quinto Misterio Gozoso: Jesús se quedó tres días en el Templo entre los Doctores, para escucharlos e interrogarlos sobre las cosas de su Padre (cf Lc. 2: 41-49).

Reflexión: Ya Jesús consiente de ser Hijo de Dios, le era muy importante cumplir la voluntad de su Padre, por eso se quedó hablando con los Doctores de la Iglesia. Que la Virgen María nos ayude conocer nuestra vocación y a ejercer el derecho y la libertad de seguirla por encima cualquier dificultad. Le pedimos por los niños enfermos y abandonados, víctimas de paternidad irresponsable.

rosario para difuntos

Misterios Dolorosos (Martes y Viernes)

Se inicia el Rosario de Difunto con las Oraciones de Inicio y la Dedicatoria del Rosario.

Primer Misterio Doloroso: Jesús en el huerto de Getsemaní, transpira sangre y ora con humildad, confianza y perseverancia (cf Lc. 26:36-41).

Reflexión: Sabiendo que iba a suceder para cumplir lo que vino a ser en la tierra, Jesús a través de la oración se prepara para su muerte. Pidamos a la Virgen orante nos enseñe el valor de la oración y a saber rezar siempre sin desfallecer pues “la oración es como la respiración del alma”

Rezar la Dedicatoria final de todos los días

¡Oh Santísima Madre de Jesús!, que despediste y apartaste de tu compañía a tu hijo, y quien tuvo mortales agonías en el huerto, donde por un ángel fue confortado!, este Misterio te lo ofrecemos, para que por tu intercesión nuestro(a) hermano(a) _____ y aquellos que están en el purgatorio, sean confortados por Jesucristo en sus penas.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor.

¡Amén!

 

Segundo Misterio Doloroso: Jesús, atado a la columna, es cruelmente azotado para  expiar tantas deshonestidades de los hombres (cf Mt. 27: 20-25).

Reflexión: Madre purísima, te pedimos que nuestra vida sea como la tuya, limpia de toda mancha y llena del amor de Dios a los hombres.

Tercer Misterio Doloroso: Jesús es coronado de espinas y despreciado a causa de tantos pensamientos y sentimientos malos de los pescadores (cf Mt. 27: 27-31).

Reflexión: Nos unimos a la Madre Dolorosa que sufre con su Hijo Jesús por la violencia e incredulidad de la humanidad. Si queremos cumplir la palabra de Dios y ser verdadero cristianos tenemos que vivir por encima de los malos sentimientos como son el orgullo y la soberbia.

rosario para difuntos

Cuarto Misterio Doloroso: Jesús, condenado a muerte, lleva la pesada cruz al calvario (cf Jn. 19: 12-17).

Reflexión: Enséñanos, Virgen Dolorosa, a llevar nuestra cruz de cada día y ayuda a los que son víctimas de violencia e injusticia.

Quinto Misterio Doloroso: Jesús es crucificado, agoniza durante tres horas y muere para salvarnos (cf Mt. 27: 45-50).

Reflexión: Por el perdón de nuestros pecados Jesús dio la vida por nosotros. Como dijo Jesús: “No existe amor más grande que éste, dar la vida por los amigos” (Jn 15: 13-15), Te agradecemos, María, por aceptarnos como hijos tuyos en ese momento tan difícil a los pies de la Cruz, y enséñanos el valor del perdón.

Ministerios Gloriosos (Miércoles y Domingo)

Primer Misterio Glorioso: Jesucristo resucita glorioso del sepulcro (cf Mr. 16:1-7)

Reflexión: Jesús murió en la cruz para la salvación de nosotros los pecadores y resucito para la gloria nuestra, porque con ella venció a la muerte y al enemigo malo.  Te agradecemos, Reina gloriosa, por tu gran fe en Jesús resucitado; ayúdanos a comprender y vivir las alegrías de la resurrección, “verdad culminante de nuestra fe”.

Rezar la Dedicatoria final de todos los días

¡Oh, Santísima Virgen María, que das alegría a los justos y consuelo a los pecadores!, este Misterio te lo ofrecemos en memoria de la alegría que tuviste al ver resucitado y glorioso a tu Santísimo Hijo: suplicándote, que así como, con la resurrección de Jesús, se alegraron todos los seres creados, así merezca nuestro(a) hermano(a) _____ y todos los que se encuentran en el purgatorio, la resurrección eterna.

Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Segundo Misterio Glorioso: El Salvador sube al cielo con admirable gloria y triunfo (cf Lc 24: 50-53).

Reflexión: Con la resurrección de Jesús, se evidencia el poder de Dios por sobre todas las cosas. Es la manifestación de la promesa de Jesucristo para todos los que creen en Él y en su palabra evangelizadora. Virgen gloriosa, ayúdanos a practicar los auténticos valores cristianos en nuestra obra de evangelización y te encomendamos especialmente la unión de las familias cristianas.

Tercer Misterio Glorioso: El Espíritu Santo desciende sobre María y los Apóstoles para iluminarlos, confortarlos y santificarlos (cf He 2: 1-4).

Reflexión: El Espíritu Santo bajo del cielo como una muestra de fe y amor de Jesucristo para su madre la Virgen María y los apóstoles, estos transformó sus vidas llevando el mensaje de Jesús a todos. Pedimos a la Reina de los apóstoles, seguir protegiendo a la iglesia y velar por la unidad de todos los cristianos, para que lleguemos a ser un día un solo rebaño y a tener un solo Pastor.

rosario para difuntos

Cuarto Misterio Glorioso: La Santísima Virgen, después de su peregrinaje terreno, es subida al cielo en cuerpo y alma con admirable gloria (cf Jdt 13: 17-20).

Reflexión: Dios todopoderoso sube a la Virgen María en cuerpo y alma para junto con él reine en el cielo y, además preceda el camino al cielo que todos podemos lograr si creemos en realidad en las enseñanzas de Jesús.  A la Virgen María que nos ha precedido en el Reino de los Cielos, le pedimos que interceda ante su Hijo, por nosotros ahora y en la hora de nuestra muerte.

Quinto Misterio Glorioso: María es coronada Reina del Cielo y la Tierra, dispensadora de todas las gracias y Madre nuestra (cf Ap 12:1).

Reflexión: María fue la primera en recibir el Espíritu Santo, la primera cristiana y la bendecida en llevar en su vientre a Jesús su hijo. Por ser la madre de Jesús tiene un gran poder de mediación y todo lo que le pide para nuestro bien, él lo concede.  María Santísima es la verdadera Madre de Dios y la Madre nuestra y ocupa un lugar muy especial en el cielo. Por eso, la devoción a María es señal de salvación.

Misterios de Luz (Jueves)

Primer Misterio de Luz: Jesucristo es bautizado en el río de Jordán por San Juan Bautista (cf Mt 3:17)

Reflexión: Así como Jesucristo recibió la fuerza del Espíritu Santo por medio del Bautismo y pasó haciendo el bien, también nosotros los bautizados, si somos dóciles al Espíritu Santo pasaremos por la vida haciendo el bien.

rosario para difuntos

Rezar la Dedicatoria final de todos los días

¡Oh, Santísima Virgen María, consuelo de las almas afligidas!, este Misterio te lo ofrecemos por la alegría que nos da el sabernos Hijos de Dios y herederos de su misericordia. Te suplicamos que el alma de nuestro(a) hermano(a) ___________ y aquellas almas que están en el purgatorio, regresen alegres a la casa del Padre, en donde disfrutarán de la vida plena por siempre. Te lo pedimos por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Por tu purísima concepción ¡oh! Soberana Virgen Madre, una muy grande pureza te pido de corazón, que las almas no se pierdan ni mueran sin confesión. Oh Jesús mío perdona sus pecados líbralo (a) del fuego del infierno lleva a todas las almas al cielo especialmente a las más necesitadas de tu divina misericordia. Así sea. ¡Amén!

Señor que por tu preciosísima sangre, lo (la) haz redimido de todas sus faltas. Te pido que le perdones, te pido, por tu Pasión dolorosa. Dales, Señor, el descanso eterno Y brille para ellas (las almas) la luz perpetua. Que las almas de los fieles difuntos, por la misericordia de Dios, descansen en paz. Así sea. ¡Amén!

Segundo Misterio de Luz: Jesús se revela como Hijo de Dios en las bodas de Caná, al realizar el primer milagro por intercesión de su Madre la Virgen María (cf Jn 2: 2-12).

Reflexión: En las bodas de Caná Jesús convierte el agua en vino a petición de su Madre la Virgen María, quien dijo a los apóstoles “Hagan lo que él les diga”. Sigamos siempre el consejo de la Virgen María.

rosario para difuntos

Tercer Misterio de Luz: Jesucristo anuncia un nuevo Reino e invita a la Conversión.

Reflexión: Jesucristo nos invita a construir un nuevo Reino por medio de la conversión, lo que significa renovarnos cada día para dar lo mejor de nosotros mismos, siguiendo su ejemplo.

Tercer Misterio de Luz: Jesucristo anuncia un nuevo Reino e invita a la Conversión.

Reflexión: Jesucristo nos invita a construir un nuevo Reino por medio de la conversión, lo que significa renovarnos cada día para dar lo mejor de nosotros mismos, siguiendo su ejemplo.

Cuarto Misterio de Luz: Jesucristo se transfigura en el Monte Tabor (cf Lc. 9: 35).

Reflexión: Le pedimos a Jesucristo que nos acepte como hijos adoptivos, transformado continuamente nuestra vida, por medio de la fuerza del Espíritu.   

Quinto Misterio de Luz: Jesucristo instituye la Eucaristía (cf Jn. 13:1).

Reflexión: Humildemente pedimos a Jesús Maestro, que de la Eucaristía ha hecho nuestro alimento espiritual, nos dé la fuerza necesaria de aceptar el compromiso de amarnos los unos a los otros como él nos amó.

Letanías Lauretanas

Las Letanías se rezan al finalizar los 5 misterios del día correspondiente. Las Letanías pueden ser también recitadas en cualquier momento pero su uso está ampliamente asociado con la devoción del Santísimo Rosario de la Virgen María.

Señor, ten piedad de él (ella)
Señor, ten piedad de él (ella)
Cristo, ten piedad de él (ella)
Cristo, ten piedad de él (ella)
Señor, ten piedad de él (ella)
Señor, ten piedad de él (ella)
Cristo, óyenos
Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos
Cristo, escúchanos
Dios, Padre celestial,
Ten piedad de él (ella).
Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Ten piedad de él (ella).
Dios, Espíritu Santo,
Ten piedad de él (ella). 

Santísima Trinidad, un solo Dios, Ten piedad de él (ella)

Santa María. Ruega por él (ella).

Esta respuesta se repite durante las siguientes letanías.
Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,
Madre de Cristo,
Madre de la Iglesia,
Madre de la divina gracia,
Madre purísima,

Madre castísima,
Madre que has permanecido virgen,
Madre inmaculada,
Madre amable,
Madre admirable,
Madre del buen consejo,
Madre del Creador,
Madre del Salvador,
Madre de misericordia,
Virgen prudentísima

Virgen digna de veneración,
Virgen digna de alabanza,
Virgen poderosa,
Virgen clemente,
Virgen fiel,
Espejo de justicia,
Trono de la sabiduría,
Causa de nuestra alegría,
Morada del Espíritu Santo,
Morada llena de gloria,

Morada del todo consagrado a Dios,
Rosa mística,
Torre de David,
Torre de marfil,
Casa de oro,
Arca de la Alianza,
Puerta del cielo,
Estrella de la mañana,
Salud de los enfermos,
Refugio de los pecadores,
Consoladora de los afligidos,

Amparo de los cristianos,
Reina de los Ángeles,
Reina de los Patriarcas,
Reina de los Profetas,
Reina de los Apóstoles,
Reina de los Mártires,
Reina de los Confesores,
Reina de las Vírgenes,
Reina de todos los Santos,
Reina concebida sin pecado original,
Reina asunta a los Cielos,

Reina asunta a los Cielos,
Reina del Santísimo Rosario,
Reina de la familia,
Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Perdónanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Escúchanos, Señor.
Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo, Ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de nuestro Señor Jesucristo.

Oraciones de cierre del Rosario

Dios te salve María, Hija de Dios Padre, Virgen Purísima antes del parto. En tus manos entregamos nuestra fe para que la ilumines y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Madre de Dios Hijo, Virgen Purísima en el parto. En tus manos entregamos nuestra esperanza, para que la alientes y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús.

Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, Virgen Purísima después del parto. En tus manos encomendamos nuestra caridad para que la inflames y el alma de nuestro(a) hermano(a) _____ para que la salves. Llena eres de gracia, el Señor es contigo. Bendita Tú eres, entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra, ruega Señora por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve, María Santísima, Templo, Trono y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen concebida sin la culpa del pecado original. Amén.

Petición

Pidamos que la Virgen María guié el alma de nuestro hermano(a) _____ y por quienes se están purificando en el purgatorio, así como por los que aún vivimos, para que alcancemos de Dios la resignación, el consuelo y la paz; implorándola con los títulos más bellos, que durante siglos, el pueblo cristiano ha ido descubriendo en su honor.

Oración

Concede, Señor y Dios nuestro, a tus siervos, gozar de perpetua salud de alma y cuerpo; y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre virgen María, líbranos de las tristezas presentes y llévanos a gozar de las eternas alegrías. Por Jesucristo nuestro Señor. ¡Amén!

Te invito a leer también:

(Visited 716 times, 2 visits today)

Deja un comentario