Oración a Jesús Para Todos los Días y Para Un Milagro

El presente artículo trata sobre la Oración a Jesús, para solicitarle su intervención en todos tus asuntos personales y familiares, con la confianza que siempre te estará orientando, por eso te invitamos a seguir leyendo, ya que encontrarás diversas plegarias milagrosas de su inmenso amor infinito para todos los días.

ORACIÓN A JESÚS

Oración a Jesús

A continuación, te presentamos las más hermosas oraciones a nuestro amado Jesús, para que la realices todos los días, y si la puedes hacer en compañía de tus familiares, será una mayor muestra de fe.

Anima Christi o Alma de Cristo

Esta es una plegaria de protección por los méritos de la pasión de Cristo nuestro Señor.

Jesucristo, que tu alma me santifique, que tu cuerpo me salve y que tu sangre me embriague. Agua del costado de Cristo, purifícame. Pasión del hijo de Altísimo, confírmame. Amado Señor, escúchame. Hazme invisible en tus heridas. No me dejes alejarme de ti. Defiéndeme del malvado enemigo. Déjame estar en tu presencia a la hora de mi muerte. Y envíame a ti, para alabarte con tus santos, por los siglos de los siglos. Amén.

Un Minuto con El Niño Jesús

Diariamente, puedes rezarle a Jesús de niño y obtendrás muchas bendiciones, ya que desde pequeño nuestro Señor difundió la palabra divina, te acompaña y atiende todos tus deseos.

Bendiciones, Niño Jesús, ora por mí constantemente. Quita el pecado de mi hoy y por todos los años venideros. Ayúdame a levantarme cada vez que me caiga. No me dejes nunca que sin ti no sé qué hacer. En los peligros del mundo, ayúdame. Quiero vivir y morir bajo tu abrigo. Quiero que mi vida te haga sonreír. Mírame con compasión, no me dejes mi Jesús. Y al final, ven a buscarme y llévame contigo. Tu bendición conmigo hoy y siempre. Amén.

Oración al Divino Niño Jesús

Esta es una hermosa oración a Jesús, para pedirle por los méritos de su infancia, que nos ayude en todas nuestras necesidades, para vivir mejor en su gracia divina.

ORACIÓN A JESÚS

Jesús, Niño divino, mi ser y mi vida es tuya, eres tan tierno que cariñosamente vengo a ti con grandes esperanzas y pido tu caridad para lograr bienestar, también espero que puedas esparcir con tus hermosísimos extendidos brazos todo tu amor y grandeza a tus fieles seguidores.

Oh amado Niño que eres el bendito salvador, quiero que estés a mi lado y que puedas alejarme del mal, hacer que crezcas en sabiduría y gracia a los ojos del Supremo y de los hombres. Niño amable de mi vida, eres un consuelo para los cristianos, la gracia que te pido y que me hace desesperar en mi vida la pongo en tus benditas manos (haz tu pedido con mucha fe).

Padre Nuestro que estás en los cielos…

Tú, que conoces mis tristezas, ya que confío en ti, te pido que concedas paz a los afligidos y al mismo tiempo que alivies mi corazón.

Dios te Salve María llena eres de gracia…

Y aunque sé que no merezco tu amor, no vendré a ti en vano ya que eres el hijo de Dios y quien ayuda a todos los cristianos.

Gloria al Padre al Hijo y al Espíritu Santo…

Recuerda, mi amadísimo Niño, que nunca se te ha suplicado sin obtener tu ayuda. Humildemente y muy arrepentido, teniéndote mucho amor y esperanza, con gran entusiasmo te pido (haz tu solicitud nuevamente).

Decir 7 veces: Divino Niño Jesús, Bendícenos.

ORACIÓN A JESÚS

Oración a Jesús en El Sagrario

Esta oración a Jesús, te permite conversar con él amorosamente y con mucha fe en ese lugar tan especial como lo es el Sagrario o Tabernáculo, para expresarle lo bien que te sientes cuando estas allí.

Que bien es estar junto a ti. ¿Por qué ya no vendré más? Ha pasado el tiempo y a diario he venido a mirarte, y aquí siempre te encuentro. Solo, pobre, oculto, pensando en mí tal vez, no me dices nada y yo no te digo nada, si ya lo sabes todo, ¿qué puedo decirte? Conoces todas mis preocupaciones, todas mis alegrías, sabes que vengo a visitarte con las manos vacías y que no tengo nada que pueda servirte.

Cada vez que vengo a contemplarte, estas solo ¿Podría ser que ninguno sabe que estás aquí Señor? No lo sé, pero sí sé que incluso si nadie te quisiera o te diera las gracias aquí, todavía me estarías esperando. ¿Por qué no asistiré más? Qué enceguecido estoy, qué ciego Si sé por experiencia que cuando vengo a ti, siempre vuelvo cambiado, siempre salgo mejor ¿A dónde voy, Señor mío, cuando no vengo a mi Altísimo?

Si siempre me esperas, si siempre te tengo, si nunca me has cerrado las puertas de tu amor por mí. Otros recorren largos senderos a pie, los peregrinos cansados ​​vienen de lejos, pagan grandes sumas que no necesitan recuperar. Nadie pregunta por ti, nadie te presta atención, aquí, cuando alguien entra, es como de paso. Aquí pagas cuando alguien quiere entrar. ¿Por qué ya no participaré sí sé que, junto a ti, Dios mío, puedo encontrar lo que estaba buscando tanto?

Mi luz, mi fuerza, mi paz, mi único bien, nunca vine sin encontrarte. Ni nunca sufrí o lloré, Señor, sin que tú también llorares conmigo ¿Por qué no voy a asistir más, bendito Jesucristo? Si lo quieres, me haces mucha falta, sí sé que no sé nada cuando no vengo a este hermoso lugar. Si aquí me enseñas la ciencia de los santos, esta ciencia bendita que tanta gente ha aprendido y que eran tus amigos y te aprecian.

ORACIÓN A JESÚS

¿Por qué ya no participaré sí sé con certeza que eres la guía para mi alma, que no se hace nada duro mirándote aquí? El tabernáculo es el sitio donde estás encerrado. Qué pobre, qué obediente, qué gentil, qué callado. Qué solo, qué escondido, ¿por qué no asistiré otra vez, oh, bondad infinita? Inestimable riqueza que no necesita nada. Y que te humillaste para pedir mi amor. Abre esta puerta para mí ahora, deja que sea mi vida, olvidada por todos, escondida de todos. Qué bueno es estar contigo. Qué bueno eres, Señor.

Oración a Cristo en la Cruz

Seguidamente, te presentamos una plegaria a Cristo en la Cruz, por todo su sufrimiento y sacrificio para la salvación del mundo.

Oh Señor, ¿cómo pueden los hombres verte clavado en la cruz y dejarte abandonado allí? ¿Cómo pueden mirarte y no amarte, o escuchar el latido de tu corazón, con un amor puro y no ser correspondido? ¿Las personas que te hemos dejado completamente olvidado o rechazado, que ingratos, crueles y llenos de pecados?

Estamos avergonzados por ti, nuestro Dios, y juntos hemos colgado tus santas heridas en la cruz. Nos demuestras con tu amor silencioso, una respuesta que das tu vida por nosotros, tu preciosa cara, Señor, ya no reconozco todo lo que está bañado en sangre y polvo. Tus ojos huyen de la vida, pero todavía me ves con infinita ternura para decirme con amor: no me iré si vives en mí.

Y yo, Señor, quiero abrazarte y bajarte de la cruz para tomar el lugar que has tomado por mí, porque, aunque soy tan miserable, ya no quiero permitir tanta crueldad. ¿Cómo no puedo amarlo cuando mi rey está vestido de sangre? Cuando me postro delante de ti para con mi pobre amor cubrir tu santa carne y así consolarte, deshacer mi existencia en ti, vivir solo en ti y decirlo, siempre sí. Amén.

ORACIÓN A JESÚS

Oración del Buen Pastor

Esta es la oración a Jesús, en reconocimiento a su rol de guía espiritual por los caminos que tiene previstos para nosotros conforme a los planes divinos.

Mi Señor, mi pastor bueno, el hijo del Supremo, manantial de luz, lluvia de fe, que vienes a despertar nuestra motivación dormida, que mandaste a la madre santísima a amar nuestros corazones indiferentes, que luchas con amor para derrotar las mentes atribuladas por las ansiedades del mundo.

Señor escucha a tus prójimos aquí, juntos te seguiremos a donde tú quieras dirigirnos, nuestros corazones quieren pertenecerte para siempre. Nuestras almas sedientas de tu luz solo quieren verte sonreír con tu sagrada madre. Envíanos tus ángeles y tus santos, consuélanos con su presencia celestial. Danos la el consuelo infinito para saber que tu compasión con ojos agradables ve nuestro arrepentimiento por tantos errores.

No permitas que bajemos nuestras defensas contra el maligno y sus tentaciones. Conviértenos en personas fuertes, y entregarnos a ti. Que seamos pequeños y dóciles para que dejemos actuar a tu santo espíritu en nosotros, para que te hagas cargo de nuestra vida. Déjanos ser confiados corderos de tu rebaño y danos el abrazo de tu voluntad. Que seas tú quien nos guíe, que sea tu madre santa quien nos proteja. No te alejes de nosotros, Señor, perdona nuestros errores, pecados, y la falta de fe. Amén.

Buenos Días Jesús

Que extraordinario es presentarle una oración a Jesús, comenzando el día, diciendo:

Mi amadísimo Jesús, te doy los buenos días, con mucha alegría hoy me siente fortalecidos para asumir mi labor y todo lo que tengas preparado tu para mí hasta que encuentre un nuevo descanso en ti. Quiero decirte lleno de amor, buenos días, Señor, mi dulce amor, bálsamo de mi corazón, cómo me gustaría pasar todo mi tiempo cerca de tu altar, donde solitario debes estar esperando mi amor, pero no lo puedo hacer ya que en el mundo debo laborar por ti.

Pero primero te pido que me bendigas porque en cada acción quiero amarte. Trabajando ya, siempre en oración, mi alma te ama y cada segundo que pienso en ti se alegra mi corazón. Buenos días, Señor, buenos días, mi dulce amor, dame tu santa bendición en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Buenas Noches Jesús

Una vez, culminados los quehaceres diarios, antes de dormir es importante que le eleves una oración a Jesús deseándole buenas noches, y para que te ayude a retomar nuevamente tus actividades para el día siguiente.

Jesús mío, buenas noche, adoradísimo Jesucristo, ya termino el día y felizmente me dispongo a reposar, luego de una laboriosa jornada, vengo a decirte con mucho amor que pases buenas noches. Señor, mi dulce amor. Si siempre pudiera descansar cerca de tu altar, donde debes esperar tan solo por mi amor. Ya no puedo amado mío, debo descansar.

Pero primero te pido que me bendigas porque mientras duermo quiero amarte con toda mi alma. Cada noche repíteme que me llenas de amor, que tengas muy buenas noches Señor, mi dulce amor, dame tu santa bendición en el nombre del Padre, del Hijo del Espíritu Santo. Amén.

Oración al Cristo Doliente

La oración al Cristo doliente dice así:

Mi Supremo no me impulsa para amarte el cielo que me prometiste ni el inframundo tan temido a dejar de ofenderte. Señor, me traslada el verte en una cruz clavado y burlado; me cambia el ver tu cuerpo herido; me impulsan tus insultos y tu muerte. Trasládame en fin, tu amor de tal manera que incluso si no hubiera paraíso, te amaría y si tampoco hubiera infierno, te temería. No tienes que darme por qué te amo, porque aunque lo espero igual te amaré. Amén.

ORACIÓN A JESÚS

Oración de la Sangre de Cristo

Puedes invocar que Jesús nuestro Señor, para que te cubra y proteja con su divina sangre, ya que tiene el poder de purificarnos y liberarnos de los pecados.

La sangre del Mesías tiene el poder de sellar todo ser, hechos o eventos por el cual el contrario quiere dañarnos. Con la sangre de Cristo sellamos toda maldad que nos rodea, a través del aire, la tierra, el fuego y en el agua. Sellamos todas las fuerzas malignas de la naturaleza, los abismos del infierno y cualquier lugar que estaremos hoy. Rompemos toda interferencia y acción del maligno.

Señor, también rezamos para que la hermosa y sagrada madre haga presencia en los hogares y sitios de labores de nosotros, junto a Miguel, Gabriel, Rafael y todos los seres de luz. Con el poder de la Sangre de Cristo, sellamos a todos los integrantes de la familia (menciona a cada uno), las personas que él enviará a nuestras casas, así como la comida y los bienes que proporciona para nuestro sustento.

Con la poderosa sangre de Cristo queremos cubrir cada rincón de la casa, para que el mal no pueda atravesar la puerta y cubrimos con su sangre protectora alrededor de todos los seres queridos. Con el poder de la Sangre del Mesías, imploramos la protección de todos los sitios, comercios, bancos, centros educativos y cualquier otro donde vamos a estar hoy, así como las personas con las que vamos a tratar (mencionarlas).

Con el poder de la sangre de Jesús, cubrimos todos los asuntos tanto tangibles como espirituales, así como todo medio de transporte que nos permitirá movilizarnos para realizar nuestras actividades diarias. Con su preciosa sangre, sellamos a todos los habitantes y líderes de nuestro país, para que trabajen en todo momento por el bienestar de todos. Te agradecemos Señor por tu sangre y tu vida, porque gracias a ellos hemos sido liberados y protegidos de todo mal. Amén.

Los 33 Tesoros de Mi Corazón Sagrado

Jesús quiere que recitemos los siguientes 33 tesoros de la fe en su Sagrado Corazón, diciendo:

Mi Sagrado Corazón es un caudal de riqueza eterna.
Mi Sagrado Corazón es una guía espiritual para las almas.
Mi Sagrado Corazón es un sitio para que los ansiosos de descansen.
Mi Sagrado Corazón es un abismo sin fin.
Mi Sagrado Corazón es el mar divino del alma.

Mi Sagrado Corazón es el alivio de todas las cargas.
Mi Sagrado Corazón es un bote de salvación.
Mi Sagrado Corazón es un puerto seguro en tormentas.
Mi Sagrado Corazón es un lugar de retiro y refugio.
Mi Sagrado Corazón es el hogar espiritual de las almas.

Mi Sagrado Corazón es una moneda invaluable para negociar la salvación.
Mi Sagrado Corazón es una escuela de perfección.
Mi Sagrado Corazón es luz en la oscuridad.
Mi Sagrado Corazón es el sol de las almas.
Mi Sagrado Corazón es el mediador entre el Supremo y las personas.

Mi Sagrado Corazón es fuente de agua viva que apaga la sed de todos los hombres.
Mi Sagrado Corazón es un medio para todo tipo de agradecimientos.
Mi Sagrado Corazón es un horno de compasión.
Mi Sagrado Corazón es un amparo para los pecadores.
Mi Sagrado Corazón es un remedio para todos los males.
Mi Sagrado Corazón es un árbol con todo tipo de frutas para nutrir las almas.

Mi Sagrado Corazón es el guardián de tus amigos.
Mi Sagrado Corazón es la alegría de mis amados discípulos.
Mi Sagrado Corazón es la herencia eterna.
Mi Sagrado Corazón es el lugar sagrado para los ofrecimientos al Omnipresente.
Mi Sagrado Corazón es un jardín agradable.
Mi Sagrado Corazón es la colección de todas las virtudes.

https://www.youtube.com/watch?v=X4Sqmd8VhLg

A la Santa Cruz

Muchos creyentes acostumbran a realizarle la siguiente oración a la Santa Cruz donde expiró nuestro Señor, por todo lo que implicó su sufrimiento en ese madero.

Bendita cruz venerada con toda el alma, eres un madero de bondad celestial, el que te llevó en sus hombros cansados y debilitados, dejó el verbo amar grabado en tus fragmentos. Un día, su sangre inmaculada fluyó a través de tus vetas con su agua bendita más pura que un cristal. Y con su cara abofeteada por la injusticia, la ira y la crueldad se reclino en tu costado en un triste final. A ti que su madre dolorosa te dio sus lágrimas, que te besó las los clavos y te abrazó fuertemente con Juan. Hoy me arrodillo, te contemplo y te pido, si es posible, que me ames cada día más. Amén.

Oración a Jesús: Aunque

La siguiente es una plegaria para confirmarle a Jesucristo que a pesar de las circunstancias apremiantes en nuestra vida, nos mantenemos con fe y confianza a él.

Aunque el dolor de tu alma te apriete,
Incluso si la decepción te hace quebrar,
Aunque el precipicio de tu alma se avecina,
Nunca dejes de confiar en el Señor.

Aunque el desprecio por los que amas duele,
Aunque te sientas cansado,
Aunque las lágrimas de tus pupilas están llenas,
Aférrate a Jesús como pez al mar.

Y aunque si una terrible tristeza abrume tus horas,
Y la alegría en unos segundos se quiere desvanecer,
Aunque tengas un fuerte dolor en tu corazón,
Piensa en Cristo, que su amor infinito te consolará.

Oración a Jesús: Ayúdame

Los siguientes son peticiones al Señor, para que nos de fortaleza espiritual.

Ayúdeme, señor, mis energías están vacilando.
Ayúdame tu que conoces tanto mis tristezas
Ayúdame a nunca perder mi sonrisa
Y siempre ser alegre con los demás.

Ayúdame, Señor, a perdonar al que me lastima.
Ayúdame a olvidar las injusticias que están mal,
Ayúdame a aliviar el dolor del que sufre
Y ofrecer mi mano con dulzura y mucha paz.

Ayúdame, Señor, a no faltar adecuando el sendero,
que me lleve contigo,
Y para plantar la vía por donde voy a ti,
Con granos de amor, fe y humildad.

Oración de San Agustín por las Almas del Purgatorio

A continuación, te presentamos una oración a Jesús, por medio de la intercesión de San Agustin, pidiéndole para que libere a las almas que purgan sus penas y las lleve al reposo eterno, y para que nosotros nos mantengamos firmes en el camino de su voluntad con mucha fe y devoción.

Mi dulce Jesús, que, para rescatar a los hombres llegaste a este mundo, y al pasar el tiempo fuiste descartado de los judíos, entregado con el beso de Judas, atado con una cuerda, torturado como un cordero inocente. Presentado ante Anás, Caifás, Pilato y Herodes.

Te escupieron y acusaron ​​con falsos testigos. Fuiste abofeteado, lleno de vergüenza, desgarrado con azotes, coronado con espinas, golpeado con caña, te cubrieron con una púrpura para burlarse de ti; escandalosamente desnudado, clavado en la cruz y levantado sobre ella, colocado entre los ladrones, como uno de ellos, te dieron hiel y vinagre para beber, además de herir tu costado con la lanza.

Señor, por tantos dolores amargos que has sufrido por nosotros, saca a las almas desesperadas que se encuentran en ese estado de purificación, para que puedan estar en tu presencia cuando sean llamadas y dales la gracia para que tengan el descanso eterno. Sálvanos por el mérito de tu sagrada pasión y muerte en la cruz, del sufrimiento del infierno, para que seamos dignos de tomar posesión del reino prometido, donde llevaste al buen ladrón que fue crucificado contigo, tú que vives y reina con el Padre y el Espíritu Santo por los siglos de los siglos. Amén.

Oración por la Vida Laboral

Que importante, es ofrecerle una oración a Jesús, nuestro Señor, por nuestro trabajo diario, a través del cual obtenemos los recursos materiales y las orientaciones espirituales para nuestro sustento y el de nuestros seres queridos, con la protección de la Madre Santísima.

Señor, ilumíname y permíteme tener percepción y la claridad para que pueda conocer tu voluntad en mi vida profesional y este conocimiento es humildemente tomado por mi alma, ahogando así el fuego de las pasiones humanas e iluminando el ardor del amor verdadero, entonces deja que mi vida sea una canción y alabe tu rostro divino.

Que la vida diaria refleje mi fusión en los giros incomprensibles de tu voluntad divina, que será una brújula y un norte en mi vida, de la mano de quien una vez fue simplemente María y que hoy es la madre y la reina más santa del universo. Señor, hazme un servidor digno de quien dijo que era tu esclava y llévame a las profundidades de la humildad y dame tu espíritu santo. Amén.

Oración a Jesús del Gran Poder

Con la siguiente oración a Jesús, que todo lo puede que te permita alcanzar tus deseos y necesidades, para que te acompañe siempre conforme su voluntad divina.

Señor, tú que puedes hacer todo, puedes fortalecerme en mi fragilidad.

Señor, tú que puedes hacer todo, puedes perdonar mis pecados y mis culpas.

Señor, tú que puedes hacer todo, puedes guiarme por el camino del bien.

Señor, tú que puedes hacer todo, puedes mantenerme en tu voluntad.

Señor, tú que puedes hacer todo, puedes curar la ceguera de la duda.

Señor, aquí estoy, hazme según tu voluntad.

Señor, aquí estoy, no quites tus ojos de mí.

Señor, aquí estoy, déjame sentir tu bonita mano.

Señor, aquí estoy, nunca olvido estar en tu presencia.

Señor, aquí estoy, déjame sentir tu fuerza.

Señor, gracias por caminar con tu cruz frente a mí.

Señor, gracias por dar un paso adelante.

Señor, gracias por tomar en cuenta mis necesidades.

Señor, gracias por el apoyo que siento en tus manos.

Señor, gracias por dejarme volver a ti sin dominarme.

Señor, gracias por esperarme siempre.

Amén.

Oración a Jesús ante las Dificultades

Esta es una excelente oración a Jesús, clamando su gran poder para la solución de algún problema difícil que te agobie tu existencia o la de los tuyos, rézala con mucha fe y finaliza con un Padre Nuestro y un Gloria.

Hijo del Padre Supremo, bendito Señor, mi amado Jesús, que cargaste tan pesado madero, te entrego mi amor y todo mi cariño. Tú que eres tierno y justo, Señor, que tienes misericordia de las personas, que nos conoce y nos defiende, por la bendita cruz que llevas sobre tu hombro, por tu preciosa sangre derramada, por toda tu pasión, dame tu mano para levantarme y fuerzas para corregir mis defectos. Tú que eres el brazo poderoso, oh buen y dulce Jesús protégeme, ayúdame.

Colocado a la derecha del Padre Omnipotente, nunca dejes de ayudar y favorecer a aquellos que, con sencillez y esperanza, vienen a ti, mi amado Jesús. Recuérdame en tu infinita caridad y ten en cuenta mis problemas muy difíciles y mis grandes necesidades. Siempre confío en ti, no temo nada porque eres mi esperanza, oh mi buen Jesús. Creo en ti, creo en la inmensidad de tu amor, creo en tu gran poder.

Jesús infinitamente bueno y poderoso, creo que nunca nos olvidarás ni te abandonarás, creo en tu amabilidad y tu misericordia, así que por favor toma en cuenta mis súplicas. Mi Jesús, mi Señor de gran poder, deja que tus ojos vean y tus oídos escuchen lo que te pido (repite 3 veces y explica con gran fe lo que quieres obtener). Jesús, mi Señor y Rey, te presenté humildemente mis necesidades y mis problemas, por favor, dígnate escuchar mi súplica, dame la mano de tu gracia para lograr esta ventaja, abrázame con tu amor, responde mi alma y mis deseos.

Jesús, amado por tu inmenso poder y caridad, dame tus bendiciones y concédeme el beneficio de compartir los méritos de tu sagrada pasión, para que al hacer una buena vida en este mundo, pueda tener la dicha de estar en tu presencia en la eternidad y allí te alabaré finalmente, en compañía de tu santísima madre y de todos los santos y ángeles celestiales. Amén.

Esperamos te haya gustado este artículo de la Oración a Jesús para todos los días y para un milagro. Te recomendamos los siguientes temas:

(Visited 177 times, 1 visits today)

Deja un comentario