Oración a San Onofre: Para el Trabajo, Dinero, Casa y Más

A San Onofre se le conoce como el santo protector de los tejedores, de los que buscan obtener casa propia, de los viudos y de los que se encuentran adictos a un vicio. Se ha comprobado que la Oración a San Onofre es igualmente efectiva para conseguir empleo, tener suerte en la lotería y hacer que el amor llegue a su vida.

Oración a san onofre

Oración a San Onofre

A continuación te damos a conocer la Oración a San Onofre, la cual te puede ser de utilidad para cualquier dificultad que estés atravesando, y que si la efectúas con fe podrás obtener gratificantes frutos.

¡Oh Grandioso San Onofre! tu quien confiesa cualquier verdad y quien alivia a los más apesadumbrados, que lograste llegar hasta Roma para encontrar el conocimiento de nuestro señor Jesucristo, y que merced a él lograste la gracia de no ser pecador, como tu pudiste pedir tres, yo ahora te pido cuatro.

Tu quien fuiste el que protegió a aquel que se encuentra soltero, te imploro seas igualmente mi protector, tu quien amparas a los casados, se igualmente quien me ampara, tú que das tú ayuda a los viudos para  superar tristezas, se asimismo quien me ayude.

¡Oh Grandioso San Onofre, mediante las cinco heridas de Jesucristo imploro tu ayuda para conseguir las gracias de (Mencione aquí lo que desea conseguir). Venerable San Onofre, por el nombre de Jesús quien padeció y sobrellevo la pasión y muerte por nosotros. Te doy gracias porque me otorgues lo que te pido. Amén.

Oración a San Onofre para Conseguir Casa Propia

Todos hemos deseamos siempre contar con un hogar que sea de nuestra propiedad y para ello acudimos a los santos para hacer nuestra petición de ayuda. En ese intento las oraciones que más se buscan son las que se ruegan a Santa Eduvigis y San Onofre. De este último  te proporcionamos a continuación la siguiente plegaria para conseguir casa propia:

¡Oh Grandioso San Onofre!, que desde muy niño recibiste la bendición divina al no perecer devorado por el fuego, ya que fuiste correcto, así en casa como en el desierto. Tan ruda fue la vida que llevaste que Dios mandaba un ángel a diario para alimentarte; eras tan modesto, que expiaste tus pecados a diario hasta tu muerte, tanto así que una agrupación de ángeles te acompañaba cantándote y elogiándote.

Eres tan adorado y amado por Dios, que te designó el santo patrón de las casas propias; me presento ante ti para pedir tu ayuda e implores ante Dios por mi causa, para ser auxiliado a conseguir lo que más anhelo que es tener mi propia vivienda.

Te dejo mi pedido con mucha confianza, conociendo que será atendida por ti y por Dios, se que la atenderán ya que ustedes son benévolos y entienden a sus leales. ¡Oh San Onofre! bendito escucha mis suplicas, y ayúdame. No me abandones y cuida de mi persona, a ti me confío lealmente. Amén

Oración a San Onofre para Conseguir Empleo

¡Oh Glorioso San Onofre! Te imploro en nombre de Dios Omnipotente, quien hace que todo ocurra en esta vida, que me des tu ayuda y me ampares por siempre, asisto ante ti con humildad para pedir de tu parte me ayudes a conseguir un trabajo seguro.

Este requerimiento actual que tengo me abruma y enferma, ya que hay numerosas personas dependientes  de mi. Aguardo a que me auxilies con tu bendición para lograr lo que te pido, ante ti expongo mis necesidades e imploro tu amparo, dame tu ayuda para conseguir lo que aquí te solicito San Onofre. Amén.

Se ha de terminar la plegaria orando un Padre Nuestro, un Ave María y un Credo. Al realizar esta oración se ha de encender un velón amarillo, en el que se debe marcar antes tu nombre desde abajo hasta arriba. Pon a un lado del velón la Estampa de San Onofre y un vaso con agua pura. 

Pon miel de abejas al velón y confíalo al Santo.  Se ha de realizar la plegaria para conseguir empleo, con bastante fe.  Este ritual se debe hacer por 21 días, y el velón se debe mantener prendido, si se llega a acabar encienda otro hasta que se llegue a los 21 días.

Oración a San Onofre para el Amor

Adorado San Onofre, que eres toda serenidad y modestia, cólmame de tus virtudes. Te pido con sumo amor que me guíes y me concedas tu bendición. Reconozco que mi corazón a veces se pierde y se extravía, y por eso busco tu ayuda, con amor y pesadumbre.

Líbrame de cualquier impedimento que se atraviese en mi camino y en el de mi auténtico amor. Mi corazón es honesto y no tengo perversos propósitos, deseo que mi amor sea acabado, puro y franco.

Deseo un acompañante, una persona que me ayude a que mi vida sea más próspera, a quien pueda yo entregarme totalmente, alguien que me de felicidad y me colme de alegrías y de serenidad y ayude a que mi calidad de vida sea mejor.

Esa persona ha de amarme totalmente y podrá conseguir de mi todo el amor que necesite. Así lo respetaré y apreciaré por siempre. Mi corazón se abre y mi mente se despeja para dar la bienvenida a ese amor que te imploro y que se que con tu ilustrada paciencia y amor me concederás. Amén.

Esta plegaria la puedes rezar cuando sientes que el amor se ha ido y quieres hacer que vuelva a tu vida. Es como la Oración a San Valentín para reconquistar un amor, la cual igualmente es muy efectiva.

Oración a San Onofre bendito para Ganar la Lotería

Se conocen numerosas oraciones milagrosas para poder ganar a la lotería, aquí te damos a conocer la de San Onofre para que la puedas practicar:

¡Oh Venerable San Onofre!, tú que puedes mediar ante el Señor para producir grandes milagros te ruego emplees ese don para los más desamparados, que con humildad acudimos ante ti para implorar gracia y protección. A nombre de Dios adorado San Onofre te suplico que me des tu ayuda para dejar atrás mis carencias económicas que todo este tiempo me han agobiado.

Sé que tú cuentas con el poder de ser diligente y efectivo para apoyar a las personas en sus requerimientos económicos y de  trabajo, por ello te solicito me confieras contar con la buena suerte de mi lado y conseguir beneficio y fortuna en los negocios, en las apuestas y en las inversiones, en la lotería. 

Te solicito para mi este favor, y de manera humilde te lo pido. (Mencionar aquí su petición) Se que tu amor por Jesús, nuestro señor, fue inmenso y aguardo así tu bendición en lo pedido. Amén.

Oración a San Onofre para el Dinero

Una de las inquietudes más grandes de las personas es obtener dinero, para tal fin buscan la Oración a San Judas Tadeo para el Dinero, La Santa Muerte y acuden a cuantiosos otros santos. Si lo que anhelas es conseguir dinero,  debes realizar esta plegaria a San Onofre por siete noches seguidas y con ello lograras que tu situación financiera prospere.

¡Oh Grandioso San Onofre, afortunado eres de contar a tu lado con la ayuda divina, para conceder enormes prodigios y obras. Ya que él por tus virtudes te cedió ese don. Te imploro que utilices el mismo para que auxilies a las personas que piden de ti con suma confianza y devoción tu gracias y protección, a ti clamamos para suplicarte que nos des tu bendición y nos favorezcas.

Bendito San Onofre en nombre de Dios Omnipotente te solicitamos que mediante todo poder de hacer cosas benévolas en el universo, puedas cuidar de mi y me facilites tu ayuda para que me apartes de la ruina y miseria que hoy en día soporto.

Únicamente tú que puedes dar ayuda en la economía y en el trabajo, ya que eres efectivo y diligente dando auxilio, no me desatiendas con lo que te pido, tu poder es infinito y tu intercesión con Dios es sagrada. (Mencione aquí su solicitud de dinero).

Tu quien con ese amor que mantienes por Jesús, nuestro redentor, anhelo Bendito San Onofre tu bendición, ya que con gran modestia pongo en ti mis urgencias y requerimientos, ya que se que no me dejaras desatendido con la ayuda que te estoy implorando.

Dame tu ayuda para ganarme el cielo mediante tu humildad y tus méritos, hazme ser como tú que te encontraste a solas y jamás abandonaste tu fe, dame tu ayuda para ganarme el cielo y acompañar a Dios con el alma y el corazón. Amén.

Al concluir cada oración, se ha de orar tres Padre Nuestro, tres Ave María y tres Gloria.

Oración a San Onofre para Dejar el Alcohol

¡Oh Grandioso San Onofre¡ fiel alivio de aquellos que soportan adicciones, se tu quien ampare a quienes  tienen problemas de bebida, se el consuelo de quienes se encuentran solos, y te ruego me ayudes en mis ratos de miseria. Aquí me encuentro a tus pies, humildemente siendo un pecador que ha faltado muchas veces, que se ha rendido muchas veces, que vive con muchas penurias, dificultades y desgracias.

Acudo a ti grandioso San Onofre con suma confianza para implorar la ayuda de tu poderosa gracia, te pido apartes de mi este vicio que me abruma, me empobrece y me mata, te suplico me otorgues suma paz y reposo.

Tú que te encuentras al lado de Dios Omnipotente, y que has realizado incontables milagros para todos los que te veneran, te ruego me otorgues la gracia de prestarle ayuda a mi cuerpo y mi alma, intermedia por mi para hacer que este vicio desaparezca de mi existencia y de mi familia que igualmente lo padece.

Grandioso San Onofre, que por las heridas de Cristo me otorgues la gracia y el favor que te suplico con fe (Mencionar aquí su petición), te pido implores ante la santísima trinidad, y que mediante Jesús, María y José, a quienes tanto rogaste y que ahora te encuentras a su lado en el cielo como señal de gratitud por tu existencia de penitencia y plegaria, que me den ayuda para conseguir el favor que solicito y la absolución de mis pecados.

Si es la voluntad divina y de la Santa Trinidad, permitan que yo pueda librarme de cualquier vicio o mal hábito, al igual que de cualquier padecimiento o malestar que pueda aquejarme.

Otórgame la bendición no únicamente para mi sino igualmente para quienes como yo se encuentran en la misma condición, apoya a los agrupaciones de Alcohólicos o adictos para que mantengan su fiel intención de apartarse de esta vida y que puedan continuar otorgando ayuda a todos aquellos que lo requieran.

Bendita Virgen María, tú que eres la madre misericordiosa, auxilia a quienes hemos pecado, otórganos tu ayuda y socorro. Grandioso San Onofre, suplica por nosotros. Amén.

A continuación de esta plegaria se ha de orar 3 Padre Nuestro, 3 Ave María y 3 Gloria al Padre.

Oración a San Onofre bendito para Cuatro Peticiones

San Onofre, tú que recibiste alimento de una sierva quien te dio leche desde muy pequeño, se nuestro santo patrón ante cualesquiera necesidad. Tú que abandonaste tu casa para morar en el desierto en solitario, hazte nuestro santo patrón para lo que necesitamos. Tú que con tus rezos ante el Señor nos libraste de borrascas y tempestades, oriéntanos en nuestras necesidades.

¡Oh Grandioso San Onofre! que nos auxilias para revelar verdades y eres quien alivia a los más desamparados, consigue de Dios el favor hacia nosotros y lo que te imploramos. Hazte nuestro santo en para lo que necesitemos.

Tú que amparas a las personas que se encuentran solas, se asimismo mi defensor, tú que das ayuda a los casados, se igualmente quien me ayude, tú que defiendes a los viudos, se igualmente mi defensor. Conviértete en mi Santo ante cualquier necesidad.

¡Venerable San Onofre! quien por las cinco heridas de Cristo, te rogamos nos otorgues lo que te imploramos con mucha confianza y devoción (Mencionar ahora sus cuatro peticiones). San Onofre que por la pasión y fallecimiento de Jesús te rogamos nos otorgues lo que te pedimos, de ser posible antes de cuarenta días, gracias a tu mediación y la de Dios. Amén

Al realizar esta plegaria debes colocar una imagen de San Onofre y después prender una vela amarilla, en respeto al santo, lo cual debe efectuarse con suma fe y devoción.

Oración a San Onofre en Santería

Al pasar de los años la devoción o los sentimientos de hondo respeto a gran número de santos, en oportunidades han conducido a que los mismos hayan sido utilizados por la santería, cuyo ejemplo más reconocido es el de Santa Bárbara. A San Onofre, le ha ocurrido igual, ya que su popularidad ha ocupado un lugar cada vez mayor en los rituales santeros.

A San Onofre se le implora para realizar peticiones o suplicas, y en la actualidad ha ganado mayor preponderancia dentro de este culto, particularmente para solicitarle trabajo o dinero.

Aunque se considera que este santo existió presumiblemente en los siglos iniciales del cristianismo, y de lo cual no hay certeza alguna, si se presumen algunas de sus características a partir de un testimonio apócrifo en el entorno religioso. Quizás el hecho de haber sido un ermitaño, que moraba a solas en una caverna del desierto le otorga un aire de divinidad por la simplicidad con que llevaba su existencia.

En un ámbito tan solitario como el del desierto y de alimentarse de lo que allí se conseguía a duras penas, nos permiten considerar como exagerado lo que se sabe de la vida de este santo. Se llegaba a decir que fue alimentado por un ángel a lo largo de su vida. Es de resaltar que en Sicilia se reza a San Onofre cuando se ha extraviado algo. La plegaria puede contar con numerosas variantes, pero usualmente se hace referencia a las cualidades milagrosas del cabello de San Onofre.

Es extensamente aceptado que reiterar la plegaria al tanto que busca algo como llaves, un anillo que no se encuentra o cualesquiera otro objeto, será de gran ayuda para conseguirlo pronto. En la Santería se cuenta con una plegaria para San Onofre, la cual es muy simple y en la cual se le suplica lo que la persona requiere en cualquier momento de necesidad que este viviendo.

¡Oh Venerable San Onofre! por el gran Poder Divino y de todos los santos, que han permitido que todo ser que vive exista en la tierra, te ruego cuides de mi. Me postro ante tus pies y te encomiendo todos mis problemas actuales. Te solicito (Manifestar aquí su pedido).

Quedare a la espera, Grandioso San Onofre, de tus bendiciones y de que me concedas la gracia que aquí te suplico, en ti pongo todos mis problemas y me coloco bajo tu poderoso amparo, consigue para mi esta petición que te hago glorioso santo y posibilita que mi existencia cambie siempre para mejor.

Si usted considera que está atravesando por un mal momento y por mucho que se empeñe ve que las cosas se ponen cuesta arriba y no logra conseguirlo, no cuenta con la fortuna de ganar dinero, puede realizar la solicitud al santo para que le dé su ayuda para salir de su problema. Puede efectuar este otro conjuro para San Onofre en donde debe poner un paño o trapo de color amarillo en una mesa en su vivienda, coloque una imagen de este santo encima de él, la imagen puede ser una efigie o una foto o estampa.

Se han de prender dos velones de color amarillo y uno marrón, dispuestos en un triángulo y la imagen debe colocarse en el centro del triángulo, después ha de tomar una bolsa de color marrón, de tela, cuero, fieltro, etc. y meta en su interior siete monedas amarillas o doradas y una medida de cuchara sopera de azúcar. Realice esta ofrenda en respeto al santo y rece lo siguiente:

 “Adorado San Onofre, tú que sabes mucho permite que pueda continuar mi camino sin miedo alguno, aleja de mi vida todo mal, no me desanimes y posibilita que tu poder se transfiera a este amuleto que estoy conjurando el cual portare en todo tiempo, y jamás permitas que tropiece en el camino. Amén.”

Permita que las velas se vayan apagando solas, el amuleto lo puede cargar en su ropa o en su cartera cuando acuda a su trabajo, cuando vaya a apostar en la lotería, o cuando desea pedir algo de gran importancia. Ha de efectuarlo con suma fe para que pueda conseguir resultados.

Oración a los 7 Días a San Onofre para la Suerte, Fortuna y Dinero Urgente

¡Oh Grandioso San Onofre!, que te hiciste santo por la gracia divina, hombre que fuiste escogido por el Señor, afamado anacoreta colmado de mucha virtud, Santo de mucha fortaleza, de justicia y modestia, al que nunca fue abandonado por la fe ni la esperanza, siempre dadivoso y leal a Jesús nuestro Señor.

Venerable e ilustrísimo, San Onofre, que merced a tu santidad arribaste al lado de Dios y los hombres te ofrendaron respeto, y que por ser benévolo proseguiste ayudando a las personas que más necesitaban de ti; tu glorioso santo de la suerte y la fortuna, conozco que con tu ayuda puedo superar de forma diligente y urgente mis dificultades financieras.

Descárgame de mis problemas, no me desprotejas y atiende a mis ruegos, es una súplica que te realizo desde el fondo de mi alma, que por las heridas sufridas Jesús en su pasión y por las siete dagas que obtuvo la santísima Virgen María, que todo ser angelical o del cielo pueda lograr para mi lo que con toda mi corazón les imploro (Mencionar aquí su petición siempre con suma fe y devoción).

Bendito San Onofre, humilde eremita, que pudiste derrotar a todo el mundo incluso a los demonios que querían incitar a tu carne, y merced a tu gran poder de sostenerte firme en tu creencia pudiste lograr ser  santificado, y conducido a los altares para la gloria divina.

Te solicito implores por todos los que estamos necesitados o por los que estamos atravesando por un tiempo de enorme dificultad y que con humildad te suplicamos nos ayudes con tu compasiva divinidad para que con tu auxilio podamos alcanzar lo más pronto posible las peticiones que te hacemos.

Libéranos de cualquier falta que podamos cometer, redime nuestras almas, otórganos la potestad de imitarte y secundar tus preceptos para que así Dios Omnipotente pueda surgir victorioso al tener nuestras almas y cuerpo exentos de pecado. Amén

Se han de rezar siete Padre Nuestro, siete Ave María y siete Gloria. Ejecutar la plegaria y los rezos por tres días continuos, o siete si la petición es muy urgente y desesperada.

Novena Consagrada a San Onofre

En esta novena a San Onofre se debe comenzar cada día con la sección correspondiente a la Oración Inicial de Todos los Días, luego se ha de rezar la novena correspondiente a cada día y para finalizar la sección que corresponde a la Oración Final de Todos los Días que se encuentra luego de la novena. Se debe realizar con suma fe para que los resultados lleguen pronto.

Oración Inicial de Todos los Días

Se ha de orar el Padre Nuestro, después el Ave María y el Gloria y al final de estas, santificar con la santa señal de la cruz.

¡Oh!, Dios, Glorioso Señor, creador del todas las cosas, te ruego, con genuina humildad, que absuelvas mis pecados, las fallas que consciente o inconscientemente he tenido, te juro proseguir la senda que la santa luz de tu evangelio reserva para todos nosotros, tus leales y católicos devotos, te suplico, has que las virtudes de serenidad, armonía, comunión contigo y penitencia de San Onofre se expresen en mi. Amén.

Bendito Espíritu Santo, único con Dios y Jesucristo, te suplico, en esta Novena a San Onofre, a quien aliviaste de manera milagrosa en el solitario desierto, dándole el alimento así como la calidez santa de la Gracia Divina, haciendo perfecto su espíritu pecador y encomendado a la diaria plegaria, que me confieras, mediante tu intercesión ante el Señor Omnipotente, el prodigio maravilloso de resolver mis problemas. Amén.

Primer Día

San Onofre, santo que adoro tanto, que mi corazón se colma de amor al oír tu nombre, te ruego, libérame de las insanas incitaciones, has de mi uno más de los muchos que a diario beneficias con tus milagros, media por mi delante del Señor, por la absolución de mis pecados, posibilítame, que con modestia, enaltezca tu sagrado nombre, te juro sinceramente que ayudaré al más urgido, que estoy convencido que abandonaré toda forma de egoísmo. Amén.

Segundo Día

Señor, Dios compasivo, que eres todopoderoso, humildemente, gracias todas te doy por hacer posible, a nosotros deficientes y pecadores, contar con el bello ejemplo de San Onofre, quien vivió gran parte de su existencia a solas contigo en el solitario desierto, y con su historia nos deja muestra de la dicha de creer con fe, en tu redentora y Divina Providencia, has, Señor Dios, todopoderoso, que tu luz que ilumina este presente eternamente en mi mente. Amén.

Tercer Día

Señor, Jesucristo, adoradísimo Salvador de nuestros pecados, en este día número dos de este novenario a San Onofre, santo que aprecio mucho, te suplico escuches mis modestas oraciones, que procuran tu Gracia Divina, a tu bella predica abro con convicción mi mente y corazón, para poder lograr la lucidez espiritual con que San Onofre, ermitaño, pudo tolerar sus penurias en tan desolado lugar, te juro que tu evangelio siempre he de honrar. Amén.

Cuarto Día

San Gabriel Arcángel, santo emisario del Señor, Dios Omnipotente, que con seguridad diste luz a los pasos de San Onofre, al adentrarse en el desierto, que le otorgaste fortaleza en sus horas de decaimiento, permite que esta novena convoque la atención de nuestro Señor, único creador de todo las cosas, te lo ruego con humildemente, y posibilita que la fuerza de mi espíritu predomine en mis más dificultosos momentos. Amén.

Quinto Día

San Miguel Arcángel, santo de los ejércitos divinos, que protegiste de todos la maldad a San Onofre, resguardándole de feroces leones y otras fieras, que domaste, con los milagros que Dios colocó te otorgó, dame tu ayuda a ampararme de quienes operan en mi contra, aparta de mi lado a las malas incitaciones, te lo ruego, por el amor de Jesucristo, en estas nueve plegarias. Amén.

Sexto Día

¡Oh!, Gloriosa Virgen María, suprema Señora compasiva, admirada y adorada por San Onofre, a quien atendiste desde su infancia, dando alimento a su alma benévola con la luz de tus palabras prodigiosas, enseñándole al Divino Niño Jesús en tu seno, como símbolo de amor infinito por toda tu prole espiritual, nosotros humildes pecadores mortales. Otorga tu bendición a esta novena a San Onofre, te imploro, con modesta devoción. Amén.

San Juan Bautista, santo que contaste con la Gracia bendita de otorgar el bautizo al nuestro Salvador, que fuiste modelo e inspiración, al igual que San Elías y el Santo profeta Moisés, de San Onofre, para continuar la senda que lo llevo a su perfección espiritual, en el desolado y yermo desierto, te suplico, concédeme la serenidad para poder lograr la paz interna que proporciona el retiro espiritual, que realizo con esta novena a San Onofre, cada día de los nueve que cuentan. Amén.

Séptimo Día

Ángel mi guardián, santo que Dios compasivo, nos concedió para conseguir alivio en los tiempos de nuestras tribulaciones, que hiciste compañía a San Onofre en sus diarias plegarias, que le hiciste reconocer sus logros, dándole buen consejo contra las malas incitaciones, te suplico humildemente, hazme compañía en estas nueve oraciones, y cada noche y cada día, para no apartarme de mis buenas propósitos, y que estas plegarias alcancen hasta Jesucristo. Amén.

Octavo Día

San Onofre, ante tu imagen sagrada, y delante de Dios, quien todo sabe y todo puede, te ruego, con mi mente en piadosa humildad, confiéreme, mediante tu intercesión ante Dios y Jesucristo, la gracia que por estos excelente días te solicito, de lograr que tus asombrosos portentos trabajen a mi favor, te lo suplico con toda mi alma colmada de fe y devoción, has que se alejen de mi la maldad, el padecimiento y toda aflicción. Amén.

Noveno Día

Venerable Trinidad, fuerza y voluntad divina, estoy agradecido por haberme concedido la Gracia Divina, que posibilitará realizar el prodigio que este tu siervo en esta Novena a San Onofre, con devoción te suplica, se que a nombre del Señor, a nombre de Jesucristo y a nombre del Espíritu Santo, la Divina Providencia se encontrará de mi lado, ya que creo con firmeza en la compasión de nuestro Dios, Señor Altísimo. Amén.

Oración Final de Todos los Días

Se ha de rezar el Padre Nuestro, después el Ave María y el Gloria, al finalizar estas, se santificará con la santa señal de la cruz. A posteriori de la plegaria final de todos los días, suplicar, con suma fe y respecto su favor o pedido.

¡Oh!, Dios, Señor en todo sitio presente, te imploro con humildad, que tu santa atención advierta esta modesta plegaria a San Onofre, que en oportunidad de consagrarle un novenario, que cada uno de estos días estoy efectuando, absuelva mis pecados, los que delante de mi sacerdote he revelado, al cumplir con tan sagrado sacramento, te juro, que no pecaré nuevamente, y proseguiré los pasos que señala la santa Biblia, para alcanzar a tu gloria. Amén.

¿Cómo hacer un Ritual para dar Ofrendas a San Onofre?

Desde los mismos inicios del catolicismo, San Onofre ha aparecido como un santo colmado de espiritualidad, con el poder de lograr auténticos milagros asombrosos. Para poder obtenerlos es suficiente con dedicarle una plegaria, que al efectuarla con suma fe, él podrá oír. Más si desea robustecer el sentimiento de creencia en San Onofre puede efectuarle el siguiente ritual, que implica otorgarle  ofrendas, con lo que podrá traer salud, dinero, amor y lo que sueñe.

El ritual ha de ser comenzado en la primera luna llena que se encuentre más próxima. Se ha de realizar así, puesto que es un ritual de iluminación con el que se pretende quitar de su camino cualquier cosa que pueda ensombrecer, que pueda ser negativa. Por ello la luz del plenilunio y del sol ocasionan una continuidad de benevolencia iluminadora por la Gracia Divina. Se debe hacer, como mínimo, por 7 días desde esa fase lunar y hasta un máximo de 21 días.

En cierto lugar, con las medidas de seguridad apropiadas, delante de la imagen de San Onofre, ponga un velón de un color amarillo, al cual habrá de untar con auténtica miel de abejas. En las cercanías del velón, sin que lo toque, coloque un papel, igualmente amarillo, en el cual estarán escritas sus peticiones.

Después se puede encender el velón, si cuenta con un incienso de canela es mucho más mejor. Estará entonces todo listo para leer sus peticiones, tras lo cual rezara tres Padre Nuestro, el Ave María y se hace la Santa Cruz.

Luego debe doblar el papel con sus solicitudes y sobre él pondrá siete monedas de las de mayor valor, y ofrézcale una plegaria a San Onofre. Posteriormente apagará el velón, hasta la próxima noche, cuando repetirá el mismo ritual, con la diferencia de que las monedas las reemplazará por unas nuevas y las de la noche previa las obsequiará a un mendigo junto a un pedazo de buen pan. En esto consiste  la ofrenda a San Onofre, que adoró a los pobres y los desamparados.

Milagros de San Onofre, El Eremita

Cuantiosos milagros se le han atribuido a San Onofre desde tiempos remotos. En su crónica, relatada por el monje Pafnufio, se narra uno de los milagros iniciales que por medio de Dios se hizo posible. Se cuenta que al nacer este santo, su padre, un antiguo soberano etíope, lo acerco al fuego como forma de corroborar que era hijo suyo. Empero merced al poder divino resultó ileso de las llamas y tras  ese acontecimiento sus progenitores se convirtieron al cristianismo.

De los milagros que son producidos por su mediación ante Dios, se cuenta el poder ayudar a conseguir casa, ya que en el solitario desierto en el cual vivió gran parte de su existencia, Dios le proporcionó una choza donde morar. Aunque ciertos autores señalan que fue en una caverna donde vivió este santo ermitaño. Por lo indicado arriba quienes buscan encontrar un hogar acostumbran suplicarle con esta finalidad.

Igualmente San Onofre tiene la potestad de hacer terminar con la hambruna o la escasez de alimentos, ya que Dios, le proporcionó, por toda su existencia, su sustento que estaba compuesto por pan, agua, vino y miel. Adicionalmente los ángeles le concedían la comunión. Sus milagros están vinculados a la defensa de los trabajadores tejedores, ya que su única vestimenta se componía de unas palmas entretejidas que le tapaban la cintura y su extensa cabellera le cubría el resto del cuerpo.

Asimismo a San Onofre se le hacen pedidos para bendecir los compromisos amorosos, para lograr buenos trabajos, para que la abundancia por suerte y fortuna nos llegue, es igualmente defensor de las personas viudas y los solteros o quienes viven a solas. Aunque esos son los prodigios que más se le reconocen, las plegarias en busca de curar enfermedades han tenido mucha efectividad.

Su fecha festiva es el día 12 de junio, probable fecha de su muerte en el año 400 de la era cristiana. Son muchas las personas, pueblos y ciudades que portan su nombre en respeto a sus dones milagrosos, que siguen beneficiando a todo aquel que le suplica con fe y humildad. Él nos convoca a continuar su ejemplo de compasión para con los otros con la frase que le compartió a San Pafnufio; ¡Sígueme!

Biografía de San Onofre

San Onofre (en griego, Ὀνούφριος, que quiere decir «aquel que es continuamente benévolo”​) se presume que nació en las proximidades de Etiopía en el año 320, y que su deceso aconteció cerca del año 400 tal vez en Siria. A San Onofre se le conoce como un ermitaño que existió en el siglo IV e hizo su vida en el desierto egipcio. Se le considera un santo muy honesto y se le recuerda hoy en día por los coptos, siendo además reverenciado por la iglesia católica.

Parece que San Onofre fue hijo de un soberano de Egipto o Abisinia y se cuenta que el demonio posibilitó que su padre lo sometiera al fuego para comprobar si era hijo de una relación infiel de la reina, tentativa de la que salió ileso. Siendo niño ingresó a un convento de la Tebaida egipciaca (monjes que moraban en el desierto).

Ya de adulto se apartó del cenobio y se fue a vivir en solitario. La tradición cuenta que una luz  le hizo compañía en el recorrido hacia lo que sería su santuario. Se alimentaba únicamente de dátiles y agua. Como atuendo solamente contaba sus propios cabellos y hojas de palmera o malezas del desierto entretejidas. Un ángel le proporcionaba pan y vino diariamente y los domingos igualmente la comunión. Logro sobrevivir de esta manera por 60 años.

El monje Pafnucio fue prosélito suyo y cuenta que en una de sus visitas a los ermitaños, lo consiguió en una condición deplorable de salud con su cuerpo desfigurado, barba colmada de canas y cabellos de gran extensión. Le sirvió de acompañante hasta su muerte pocas horas después, tras lo cual relató cómo era este coloso de la penitencia enfrentado con los pecados del mundo. Pafnucio dejo por escrito la vida y obra de San Onofre. La tradición agrega que al morir San Onofre un coro de ángeles le rindió honores y loas.

En su iconografía se le simboliza como un santo anciano de prolongadas barbas y vestido por sus propios cabellos. Igualmente puede mostrarse ubicado en el desierto, en oportunidades al lado de él se exhiben: la Regla de Antonio Abad, el cráneo y la cruz que dirigían sus meditaciones, la palmera de cuyos frutos se alimentaba e inclusive una mochila (emblema de las raciones que jamás le faltaron).

Uno de los importantes riesgos de las devociones de gran parte de los santos, es que se toman como excusas para la santería. La veneración de Santa Bárbara, por ejemplo, ha adquirido cada vez mayor fuerza entre los que efectúan esta clase de práctica mágico-religiosa. San Onofre, por su lado, ha venido arraigándose entre los santeros, y es usado para invocarlo, y por su mediación buscar y solicitar trabajo.

Otra de las tendencias es el elevado valor de naturaleza apócrifa con que cuentan esta categoría de literaturas. Se ha de conocer como apócrifo el empeño de destacar la santidad como participación divina, apartándose en numerosas ocasiones de una vida simple, común y cotidiana. El acto mismo de alimentarse en compañía de lobos, leones, y otras tipologías literarias semejantes, conducen a la desproporción y se alejan de un estilo de vida completamente humano.

Así se narra en las huellas biográficas de San Onofre, que “Un ángel le proporcionaba un pan diariamente y los domingos igualmente la comunión. Llego a sobrevivir de esta forma por 60 años.” En el interior del municipio de San José del Rincón hay una hacienda que lleva su nombre, en la cual a través del siglo XIX fue mostrada una pintura en honra a este santo cuyo valor se calculaba en cerca de 15 millones de pesos, la cual desapareció en el año 2013.

Te recomendamos los siguientes artículos:

(Visited 3.101 times, 58 visits today)

Deja un comentario