Oración para un Enfermo Terminal y Agonizante

Cuando asistimos a un ser querido que enfermó, queremos que mejore pronto. Sin embargo, ocurren momentos en que la persona empieza agonizar y entonces queremos hacer algo más, como rezar junto a él Oraciones especialmente dirigidas a un enfermo en etapa terminal para ayudarle a partir de este mundo en paz. En este artículo te enseñaremos la oración para un enfermo terminal.

Oracion para un enfermo terminal

Oración para un Enfermo Terminal

Todos los días tenemos que agradecer a Dios por el presente de un nuevo día de vida. Asimismo, se sabe que la fe bien concebida y aplicada es una variable poderosa para mantenernos en buen estado de salud. Fe a Dios todopoderoso, que se pone a prueba en momentos de la vida que se atraviesan por obstáculos y es precisamente en esas circunstancias donde tenemos que tener más entereza  y poner en las manos de Dios la situación que se atraviese.

Un momento trascendental y que pone a prueba nuestra fe en  Dios, es cuando tenemos dejar partir un ser querido por una enfermedad terminal. En esos momentos tenemos que pensar en la persona enferma y orar por ella, cómo sabemos en cualquier momento puede ocurrir el milagro de la vida y la persona mejorar. En caso de que su ciclo de vida este por finalizar también oremos, porque la oración ayuda para sobrellevar una enfermedad complicada.

En esos momentos puedes rezar oraciones para enfermos agonizantes, también sugieren orar “La coronilla de la Divina Misericordia, como lo solicitó Jesús a través de Santa Faustina Kowalska, cuando le dijo: … Cuando oren esta coronilla en presencia de los agonizantes, me colocaré entre el Padre y el alma agonizante no estaré como el Juez justo sino como el Salvador misericordioso… Te presento a continuación varias oraciones para rezar a personas moribundas.

De ser posible solicita la presencia de un sacerdote para que reciba los santos sacramentos y, ayúdale a ponerse en las manos de la Misericordia infinita de Dios. Como dijo el Papa Francisco,…se tiene que curar la enfermedad pero en especial cuidar al enfermo,… muchos están falto de palabras de afecto y gestos de dulzura que les ayuda a tener más fuerzas en ese momento de malestar de salud o de ir al encuentro con el Señor…ambos son trascendentales.

Coronilla a Jesús de la Misericordia

La coronilla a Jesús de la Misericordia se reza con el Rosario.

En el nombre del Padre, y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

  1. Rezar: Padre Nuestro, Avemaría y Credo.
  2. En las cuentas grandes correspondientes al Padre Nuestro (una vez) decir:

“Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de tu amadísimo Hijo, nuestro Señor Jesucristo, como propiciación de nuestros pecados y los del mundo entero”.

  1. En las cuentas pequeñas correspondientes al Ave María (diez veces) decir: “Por tu dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero”.
  2. Al finalizar las cinco decenas de la coronilla se repite tres veces: “Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero”

Oración para desahuciados

 «Te entrego a Dios Todopoderoso, amadísimo hermano (o hermana), y te coloco en las manos de Dios de quien eres hijo, para que después de haber sufrido la sentencia de muerte, impuesta contra todos los hombres, vuelvas a tu Creador que te formó de la tierra.

Ya que tu alma dejará a este mundo, te van a recibir los célebres coros de los Ángeles y los Apóstoles, que deben juzgarte; venga a tu encuentro el ejército triunfador de los generosos Mártires; rodéate la multitud brillante de Confesores; te acoja con alegría el coro radiante de las Vírgenes, y sé para siempre recibido con los santos Patriarcas en la mansión de la venturosa paz.

Anímate con grande esperanza San José, dulce Patrón de los moribundos. Vuelva hacia ti apacible sus ojos la santa Madre de Dios. Preséntese a ti Jesucristo con rostro lleno de dulzura, y colócate en el seno de los que rodean el trono de su divinidad.

Oracion para un enfermo terminal

No percibas el horror de las tinieblas, ni los tormentos del sufrimiento eterno. Huya de ti Satanás con todos sus subyugados. Líbrele de los tormentos Jesucristo, que fue crucificado por ti; colóquele Jesucristo, Hijo de Dios vivo, en el jardín siempre ameno de su paraíso, y verdadero Pastor como es, seas reconocido por una de sus ovejas.

Perdónele misericordioso todos tus pecados; póngale a su derecha entre sus elegidos, para que veas a tu Redentor cara a cara, y morando siempre feliz a su lado, logres contemplar la soberana Majestad y gozar de la dulce vista de Dios, admitido en el número de los Bienaventurados, por todos los siglos de los siglos. Así sea».

Oración para un Enfermo Grave

En el nombre de nuestro Padre que está en los cielos y nos bendice. Perdóname las injurias que he cometido, por mis faltas y porque no he hecho lo que sé que te agrada.

Quiero agradecer, inicialmente, por el sacrificio de amor que hiciste por nosotros al morir en la cruz y librar nuestros pecados.

Te agradezco también porque me amas, aun cuando no soy digno de tu amor. Gracias por darme una nueva oportunidad de hablar contigo y porque escuchas mis súplicas.

Oracion para un enfermo terminal

Te acepto como mi Señor y único Salvador y hoy quiero mediar ante ti por la vida de mí ser querido.

Quiero solicitarte perdón en su nombre por sus pecados y fallas. Padre, por tu infinito y misericordioso amor, te pido que te compadezcas de él y de su Espíritu.

Te ruego que apacigües el dolor que está sintiendo en este momento. Señor, no sé lo que tienes destinado para él, por eso te pido que se haga tu Santa Voluntad.

Danos la fuerza, Padre, para afrontar lo que tú decidas. Hago esta oración para este hermano enfermo terminal para que tengas misericordia de su vida.

Te lo pido, Señor Padre, en el nombre de tu amado hijo Jesús.

Amén

Otras Oraciones para estos momentos

Así como las oraciones y rezos antes referidos, pueden surgir oraciones en ese momento como un gesto de amor a la persona agonizante y que se quiere que serene y se disponga al encuentro de Dios, también se puede repetir varias veces, la siguiente oración:

“¡Oh bondadoso Jesús! La pena y el padecimiento de los demás inquietaban tu corazón. Mira con piedad y compasión el alma de tu siervo.  Oye mi súplica de piedad por él y haz que disfrute pronto del descanso eterno en el hogar de tu amor en el Cielo. 

Amén”

Oración por un Enfermo Agonizante

Padre Todopoderoso,  principio infinito de misericordia y de aliento,

Leal defensor de las almas en situación de peligro. Con inagotable fe,

Elevo mis plegarias al cielo para que liberes de todo dolor, sufrimiento y de delirio

A aquella alma que en estos momentos clama un poco de misericordia.

Líbralo de estas horas inevitables y haz que la semilla

De su salud renazca dentro de sí.

Sé que tu misericordia y benevolencia escucharán estas palabras

Y terciarás por su recuperación inmediata.

Amén.

Oración para una Enfermedad Grave

Adoradísimo Jesús, a ti te venero y a ti te admiro y

Mi corazón siempre está dispuesto a servirte;

Agradezco de toda conciencia que hayas dado tu vida

Por nosotros en la cruz y que redimas los pecados de la humanidad.

Hoy acudo ante ti para pedir por la curación de un alma devota a ti

Que está pasando por momentos desafortunados. Apiádate de él y

Has que estas horas sean libres de sufrimiento y líbralo

De futuros inconvenientes de salud por tu santa voluntad.

Amén.

Oracion para un enfermo terminal

Para hablar con Dios y suplicar por el bienestar de un ser querido, no hay ninguna oración en particular, tan solo tenemos que abrir nuestros corazones y confiarle a él nuestras inquietudes como si fuese un amigo. Para hablar con Dios basta palabras sencillas y sinceras, Dios sabe lo que nos pasa. Sin embargo, quieres que salga de nosotros mismo el dirigirnos y confiar en él lo que nos sucede.

Que se tiene que estar claro que se precisa de su ayuda, que sin Dios, las personas se desorientar porque no se es nadie en la vida. Dios conoce a todos antes de nacer y conoce que sentimos y pensamos. Sin embargo, él quiere que lo invites a ser parte de tu vida, aunque tú se lo impidas y siempre sabrá de ti.  Te presento la siguiente oración:

Oración para un Enfermo Terminal

Padre nuestro

Que estás en los cielos

Santificado sea tu nombre

Antes que nada Señor

Quiero darte las gracias, por el sacrificio de amor

Que hiciste por mí, al morir en la cruz del calvario

Te doy las gracias Padre, porque tú me amaste primero

Por eso te reconozco como mi Señor, y único Salvador

Te pido perdón Padre amado, si te he ofendido

De palabra, acción u omisión

Cuando sabiendo que debía hacer lo que a ti te agrada, no lo he hecho

Te doy las gracias Señor, porque me das la oportunidad de hablar contigo

Y porque tengo la certeza que escuchas mis oraciones

Hoy quiero poner delante de ti la vida de mí ser querido

En su nombre deseo pedirte perdón, si acaso te fallo de algún modo

Padre, por el amor que te caracteriza, y por tu misericordia que es nueva cada día

Te pido que te apiades de él Señor

Padre por favor te pido que tengas misericordia de su vida

Y que mengues el dolor que está sintiendo en este momento

Señor, yo desconozco el propósito que tiene para él

Y tampoco pretendo saberlo

Por eso te pido que se haga tu santísima voluntad

Y que nos des las fortalezas Padre

Para afrontar lo que tú decidas

Señor, te hago la oración para un enfermo terminal

Para que tengas misericordia de su vida

Y se haga tu voluntad

Padre todo esto te lo pido, en el poderoso nombre de tu hijo Jesús

Amén

Aspectos de una Oración de Sanación

Para ayudar a un enfermo terminal a través de la oración se tiene que tomar en cuenta, tres pasos importantes indicados por Francis MacNutt, sacerdote y ministro de sanación en Saint Louis Missouri, además de ser autor de libros católicos en el tema de sanación, a saber:

  1. La oración demanda prudencia; para esto se tiene que saber por qué se ora y tiene que ser inspirada por el Espíritu Santo, con el objetivo de poder alcanzar una efectiva sanación.
  2. La curación precisa de paciencia y tiempo, en vista a esto es conveniente rezar por un largo tiempo y simultáneamente se hace imposición de mano a la persona enferma.
  3. Las emociones tienen que ser sanadas; por esto se tiene que solicitar e inducir al enfermo que deje salir lo malo de su vida, a través del perdón y arrepentimiento de sus malas decisiones, que perdona a sus enemigos si es que los tiene. Abrirse a dejar entrar en su espíritu a Jesucristo para que sane todo sus males y dolores del alma y cuerpo.

El plan de Dios predomina

Cuando ocurre que un ser querido sufre de una enfermedad terminal, consideran que lo que está sucediendo es un castigo, sin entender que lo que sucede mediante la gracia de Dios es para bien. Se tiene que aprender que,…a veces Dios nos quita lo malo para darnos lo bueno, y nos quita lo bueno para darnos lo mejor… conociendo a Dios es se puede apreciar la sabiduría de sus palabras.

En este tipo de situación es cuando se tiene que aferrar a las enseñanzas de Dios, solicitar que nos ayude aceptar su voluntad, porque comprendedlo puede ser difícil. Cuando se le pide a Dios se tiene que pedir de acuerdo a su voluntad, porque en todo momento es su propósito el que predomina.

En caso de estar viviendo una situación en la que sienta que su mundo se le está cayendo a pedazos, debido a la grave enfermedad que está sufriendo, se le sugiere que busque el rostro de Dios a través de la oración. No busque de entender porque sucede lo que está sucediendo, es mejor pedirle a Dios que le ayude a calmar su dolor. En el Nuevo Testamento en Filipenses 4:13, dice: “puedo hacer todo a través de Cristo porque él me fortalece”

Encuentra consuelo leyendo la Biblia

Un recurso equilibrado y efectivo para mejorar la salud y la felicidad es utilizar los conocimientos y avances de la medicina, en toda su extensión, empleando en simultaneo  la sabiduría y experiencia de la ciencia espiritual. Cuando se está padeciendo una enfermedad así como decae la condición física, el ánimo también desmejora y, para ayudar a mantener la serenidad, las oraciones y lectura de los pasajes bíblico son buenos aliados.

Es preciso evitar caer en el desánimo, tristeza, y en la negación, en la que puede caer una persona enferma y a quien lo cuida, por esto acercarse a la palabra de Dios por medio de la lectura de la Biblia y mantener alejado los pensamientos  negativos, con el objetivo de que no tome terreno en nuestras vidas. En la Biblia podemos  leer:

Juan 16:33 – “Les digo todo esto para que encuentren paz al confiar en mí. En el mundo ustedes tendrán que sufrir; pero tengan valor, pues yo he vencido al mundo

Este versículo de San Juan, Dios nos señala que confiemos y tengamos fe en él, por esto al compartirlo con una persona enferma, se tiene que entender que nada pasa si Él no lo permite, que ante todo se tiene que mantener la paz y la fe. El Espíritu Santo nos  guía para lógralo.

Josué 1:9 – “Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas”.

Aquí se puede leer con claridad, que Dios nunca abandona a sus hijos, que Él siempre está ahí ayudando y fortaleciendo nuestra fe y amor. Que cuando estemos esforzándonos se tenga entereza de carácter y  en todo momento enfrentar la situaciones manteniendo la confianza en Jehová nuestro Dios.

Mateo 11, 28-30 – “28 Vengan a mí, todos ustedes que están cansados de sus trabajos y sus cargas, y yo les daré descanso. 29 Acepten el yugo que yo les pongo, y aprendan de mí, porque soy paciente y corazón humilde; y encontrarán descanso para su alma. 30 El yugo que yo les pongo es fácil de llevar, y la carga que les doy es liviana.

El versículo hace referencia al pedido del Señor Dios de encontrar descanso a través de su sabiduría y dejar a Él los problemas y las angustias. Aprender por medio de su palabra a tener humildad en nuestros corazones y encontrar sosiego en la tranquilidad que Él provee, con la certeza de que resolverá cualquier dificultad y aligerará las cargas.

Mateo 7:7 – “Pidan y Dios les dará; busquen, y encontrarán; toquen a la puerta  y se les abrirá

Mediante este versículo Dios de nuevo nos dice claro y fuerte, que nos acerquemos a Él que confiemos nuestros problemas, como el de pedir fuerzas para atender y animar al enfermo a que también ore y hable con Dios pidiendo por su sanación de cuerpo y alma, con la certeza que Él está escuchando si lo pides con fe y desde el corazón, con humildad y arrepentido de los pecados cometidos.

Se tiene que lograr mantener a la persona animada para que no se encierre en sí misma, con el propósito de que su mente se distraiga y los pensamientos y pesar por sí mismo cada vez sean menos. Ayudando a reavivar su fe, pues Dios prometió estar siempre a nuestro lado y que solo tenemos que buscarlo y pedir su ayuda.

Isaías 41: 10 – “No temas, que contigo estoy yo; no receles, que yo soy tu Dios. Yo te he robustecido y te he ayudado, y te tengo asido con mi diestra justiciera.”

Al reflexionar junto al enfermo sobre este pasaje, Dios nos vuelve a decir ten confianza en mí saca el temor de tú corazón y deja entrar al amor, pues estoy contigo. Que él nos da fuerzas en la medida que tengamos fe en nuestro Dios y al aférranos a sus enseñanzas sabiendo que Dios nos lleva de su mano.

Deuteronomio 31:8 – “Yahveh marchará delante de ti, él estará contigo; no te dejará ni te abandonará. No temas ni te asustes.”

En este versículo, se ratifica que Dios está siempre con cada uno de nosotros, por esto al leer las sagradas escrituras junto con la persona enferma ella confirmará Yahveh nuestro Dios está con nosotros, por consiguiente la acompaña y guía en todo momento. Que se deje guiar en amor.

Salmo 34:1Bendeciré a Jehová en todo tiempo; su alabanza estará de continuo en mi boca.

En este Salmo enseña a la humildad en el corazón de la persona afligida, al aceptar a Jehová nuestro Dios  que está con él en todo momento y al sentirlo, hablar de su palabra agradeciendo su amor, le permitirá sentir más serenidad y confort en su momento de malestar de salud e incluso puede ayudarle a mejorar.

Ayudar al enfermo a recibir los Santos Sacramentos

Así como se ayuda al enfermo, dándole apoyo moral y material también si está muy avanzada la enfermedad y es posible que pronto vaya al encuentro del señor es conveniente buscar que reciba los santos sacramentos y transmitirle la confianza de la Infinita Misericordia de Dios nuestro señor, estará con él sosteniendo su mano y guiándolo.

Los Santos Sacramentos

Con el acto de aplicar los Santos Sacramentos, se transmite confianza a la persona por medio de esta gracia especial, que tiene la intención de ayudarle hacer frente a las trances que la vejez o enfermedad que tiene le impone. Fuerza que requiera la persona para sobrellevar ese momento donde pueden aparecer los temores y dudas, sobre todo si el momento del encuentro con Dios todopoderoso.

Aplicar la extremaunción a los enfermos, es un acto litúrgico por medio del cual se le concede a una persona de avanzada edad o enferma los santos óleos o sacramentos, para ayudarle a sanar el alma, espíritu y su cuerpo. Los obispos o presbíteros son los facultados para administrar este sacramento, consiste en ungir la frente y las manos del enfermo y rezar la oración litúrgica para la ocasión.

En la actualidad las personas que padezcan de una enfermedad grave pueden recibir en diferentes oportunidades este sacramento e incluso si el enfermo se agravó luego de una recaída de una enfermedad o gravedad que ya tenía e incluso por la misma ya le habían administrado los Santos Óleos o Sacramentos. Luego de la extremaunción, los enfermos tienen los beneficios de:

  • Hallar consuelo para su alma y sentirse en paz consigo mismo.
  • Que se les perdonen sus pecados, en caso de que no se los perdonaran con el sacramento de la reconciliación.
  • Mejora su salud corporal, si es conveniente para su salud espiritual.
  • Ayudarlo a pasar a la vida eterna.

Qué actitud tener frente a la decisión de Dios

Cuando se tiene un ser querido con una enfermedad terminal, es bastante difícil aceptar que puede estar próxima su muerte. Por lo que se tiende a mantener la esperanza de que pueda sanar y pueda ocurrir un milagro. Lo mejor es ayudar al enfermo a que esos momentos sean llenos de afecto y serenidad.

Se tiene que estar claro que es tenemos que dejar en manos de Dios, el destino de esa persona en vista que es Dios el que sabe si parte para el descanso merecido de su cuerpo y la elevación espiritual de alma. Así como si va mejorar para el bien de su espíritu.

Si bien es un momento duro para los familiares y allegados de los enfermos aceptar con entereza la decisión de Dios, de llevarlo a su encuentro. Esto, por el vacío que deja la persona amada, por lo que se sugiere que los familiares de los enfermos también reciban ayuda espiritual y moral.

En ocasiones ha ocurrido que es el enfermo que quiere ir al encuentro de Dios Padre, ya que aparte del dolor que siente por su estado de salud, siente que puede morirse en cualquier momento y desea ya salir de ese momento.

Por esto estar leyendo la biblia junto con un enfermo terminal, así como orar les ayudara tanto al que padece la enfermedad como a quienes lo acompañan, a vivir con sosiego esos momentos y sentir la misericordia de Dios, tanto el enfermo como también sus allegados y familiares.

En esos momentos que hacer

  • Seguir con fe las enseñanzas a través de la palabra de Dios.
  • Suplicar a Dios las fuerzas para aceptar sus designios, que por estar más allá de nuestro entendimiento como seres humano, nos es difícil comprender la situación que se esté viviendo por tener en la familia un enfermo terminal.
  • El propósito de Dios es el que prevalece por esto, le tenemos que suplicar que se haga su santa voluntad y, tener capacidad de aceptarla.
  • Saber asumir que no es un castigo divino
  • Estar claros que aun cuando no lo entendamos, lo que Dios hace es para bien.
  • Saber que Dios quita lo malo para dar lo bueno y también quita lo bueno, para dar lo mejor.
  • Acércanos a la Palabra de Dios, para aprender a comprender la sabiduría de sus palabras.
  • Buscar a Dios y el alivio en la oración
  • Rogar a Dios que nos ayude a sanar el dolor
  • Seguir la palabra de Dios y repetir a diario, lo escrito en la Biblia en Filipenses 4:13 “todo lo puedo en Cristo, que me fortalece”, y completar con la frase “Yo creo en eso”. Esto nos ayuda a sentir más seguridad, al dejar en las manos de Dios Padre, que es quien todo lo puede y lo sabe.

https://www.youtube.com/watch?v=u97JZILXWa4

Que puede hacer un Cristiano para ayudar a un Enfermo

Se puede observar la tristeza de los enfermos por la situación que atraviesan porque, así como sufren por la dolencia física, también sienten aflicción por sentir el cambio y la incertidumbre del momento que está viviendo, por desconocer que va a pasar en su vida. Aunado a esto, a veces se sienten muy solos en su aflicción y no tienen una palabra amiga de un familiar o persona amiga.

En la disciplina cristiana se ha instaurado diferentes formas de ayudar a solventar esta situación, suministrando la oportuna asistencia a los enfermos de una manera más misericordiosa. De acuerdo a los siguientes pasos:

 

  • Colaboración asistencial por medio de medicamentos e insumos que requiera el enfermo.
  • Ayudar en cubrir las atenciones básicas de comida y aseo.
  • Realiza visitas continuas y acompañamientos a los lugares de asistencia a los enfermos para hacer llegar la palabra de Dios de alivio, bienestar y coraje.

Estas son algunas pautas que se pueden seguir para ayudar a un enfermo con una enfermedad terminal. Porque lo que más quiere una persona que se encuentra enfermo y se sienta muy mal es, tener una palabra de aliento y una oración oportuna puede cumplir ese cometido.

Te sugiero leer también otros temas religiosos como:

(Visited 15.527 times, 20 visits today)

Deja un comentario