Conoce las Ofrendas para la Misa Pan y Vino

Uno de los principales actos protocolares que se realizan durante la celebración de la Santa Eucaristía es precisamente la presentación de las ofrendas para la misa Pan y Vino. Se trata de uno de los momentos más importantes y característicos dentro de la misa, donde los feligreses pueden abrir sus corazones y recibir más del amor de Dios.

OFRENDAS PARA LA MISA PAN Y VINO

Ofrendas para la misa pan y vino

Las ofrendas para la misa Pan y Vino han cobrado una importancia muy relevante a lo largo de los últimos tiempos. Los actos comienzan con una oración por parte del sacerdote, y a través de ella se hace alusión al significado que tiene el Pan y Vino para la vida del creyente.

El sacerdote es el responsable de dirigir esta ceremonia. Él invita al resto de los creyentes presentes en la misa a colocarse en posición de meditación. Los fieles aprovechan este momento para reflexionar acerca del sacrificio de Jesús en la Cruz y cómo Él entregó su cuerpo para salvación y vida eterna de la humanidad.

Si bien es muchas congregaciones se ha tratado de mantener vigente este tipo de actos religiosos, también es verdad que en algunas partes del mundo las ofrendas para la misa Pan y Vino han perdido importancia y hasta se han desvirtuado dentro de la celebración de la Santa Misa.

La ordenación General del Misal Romano, norma impuesta por la Iglesia Católica, establece la manera en la que deben llevarse a cabo las ofrendas para la misa Pan y Vino. De acuerdo a los estatutos, una vez concluida la oración universal, el sacerdote invita a los presentes a sentarse, y se procede a realizar el relato del ofertorio.

Acto seguido se realiza la presentación del pan y del vino por parte del sacerdote o la persona encargada de dirigir la misa. Se les hace un llamado a cada uno de  los presentes para que intervengan de manera activa en el desarrollo del evento, aprovechando la ocasión, y pedir por sus necesidades y las de la santa iglesia.

Los actos protocolares inician con el canto del ofertorio y a partir de allí continúa su desarrollo con la intervención de los fieles creyentes, quienes se encargan de llevar algunos dones con los cuales pueden ayudar a solventar las necesidades de los más vulnerables, así como de la misma congregación.

OFRENDAS PARA LA MISA PAN Y VINO

Después el sacerdote hace la oración sobre las ofrendas para la misa pan y vino, destacándola como la única ofrenda con verdadero valor dentro de la celebración de la Misa. Acto seguido de haber consagrado estos alimentos es que pasan de ser común a convertirse en alimentos con significado espiritual. El pan y el vino hacen alusión al sacrificio de Jesús, quién entregó su cuerpo (pan) y derramó su sangre (vino) para darnos vida eterna.

Ofrenda de pan y vino según el Papa

La máxima autoridad de la Iglesia Católica, es decir el Papa Francisco, es el actual responsable de presidir la llamada catequesis. Recordemos que ésta es una actividad de fines religiosos que se desarrolla todos los días miércoles y a la cual asisten miles de creyentes. Dicha actividad tiene lugar después de la Misa.

El Papa Francisco ha explicado que es por medio de la celebración de la Santa Eucaristía que la Iglesia mantiene vivo el Sacrificio de la nueva alianza que quedó sellada tras la muerte de Jesús en la Cruz. El Santo Pontífice asegura que dicho sacrificio por parte de Jesús es el mayor ejemplo de obediencia y amor.

Este recordatorio fue dispuesto dentro de la estructura de la Ceremonia Eucarística, por petición de la Santa Iglesia. Es así como siempre se recuerda el sacrificio de Jesús y lo que Él hizo por la humanidad. Por medio de este acto también se busca rendir tributo y agradecimiento a los momentos de vigilia que sufrió Jesús y que forman parte de la sagrada Pasión.

Su valor y significado espiritual

Las ofrendas para la misa pan y vino también tienen su valor y significado desde el punto de vista espiritual. No se trata de un acto sin sentido, todo lo contrario, a través de él se busca recordar lo realizado por Jesús al momento de entregarse a la Cruz a favor de la humanidad y la vida eterna.

Anteriormente se tenía la costumbre de que fueran los propios fieles religiosos quienes llevaran el pan y el vino para ser consagrados por medio de la misa, tal y como establecía la tradición en tiempos antiguos, sin embargo hoy en día eso ha cambiado un poco.

OFRENDAS PARA LA MISA PAN Y VINO

Lo que si se ha mantenido hasta nuestros días es el ritual por medio de cual se presentan las ofrendas del pan y vino dentro de la celebración de la misa, esto se hace como dones, manteniendo así su gran valor y significado de carácter espiritual. Cuando eran proporcionadas por los fieles, significaba que era el propio pueblo devoto que colocaba su oferta y la deposita en las manos del sacerdote.

Las ofrendas para la misa pan y vino también representaban la confianza de dejar en manos santas los problemas, ya que a través de las ofrendas se usaban como un canal para las peticiones de ayuda a Dios. El religioso las colocaría después sobre el altar, o en la mesa del Padre, considerado como el centro Solemne de la eucarística.

Este tipo de ofrendas también tienen otro significado importante. Simbolizan “el fruto de la tierra y el trabajo del hombre”, que es entregado a Dios para su bendición y gloria. Además representan un acto de obediencia por parte de los fieles a lo que dice la palabra de Dios, donde se incita a ofrecer el sacrificio de nuestro esfuerzo y trabajo para agradar a Dios.

Oración sobre las ofrendas

Muchas veces los creyentes no terminan de entender el alto valor que tienen las ofrendas en la misa, incluso llegan a pensar que son poco con referencia a lo mucho que quisieran entregarle a Dios en señal de gratitud. Sin embargo, Jesús es conforme con lo que se le entregue, sin olvidar que para Él lo más importante es el corazón de cada devoto.

Es a través de la oración de las ofrendas para la misa pan y vino donde se presentan a Dios cada una de las peticiones de milagros y favores que tienen las personas. Esta oración es presidida por el sacerdote a cambio de los dones que le son ofrecidos. Se utiliza la Iglesia como ente intermediario.

Ofrendas de la Misa

Te has preguntado ¿Cuáles son los tipos de ofrendas y la manera ideal de presentarlas para que sean del agrado de Dios? Tal y como hemos mencionado anteriormente, las verdaderas ofrendas son las del vino y el pan, sin embargo es importante aclarar que existen otros elementos que podrían servir como ofrendas ante el Padre.

También vale la pena conocer aquellas ofrendas que pueden mantenerse situadas encima del alta, incluso cuáles son las propias de la misa. Pero más allá de estas interrogantes, los único cierto es que no se le pueden añadir otros elementos a las ofrendas para misa pan y vino, ya que solo con estos dos alimentos es más que suficiente.

De igual manera son las ofrendas de vino y pan las únicas que se colocan en el altar dado a que sintetizan todas las demás. Por medio de ellas se presentan las peticiones sobre el deseo de mejorar sus vidas que siente los donadores, y todos los cristianos.

Ofrendas para la misa pan y vino, único intercambio

Las ofrendas para la misa pan y vino poseen un alto significado para todo aquél que ha creído en Jesús y su sacrificio en la Cruz. A través de este tipo de actos religiosos, Dios hace su obre y realiza un único intercambio, convirtiéndolos en el Cuerpo y la sangre de su hijo Jesús, quién entregó su vida por amor a la humanidad y para entregar vida eterna a todos los que han decidido creer en Él.

El pan y el vino representan el cuerpo y la sangre de Jesús. Por esa razón es que solo estas dos ofrendas son consideradas como “ofrendas verdaderas”, ya que reflejan claramente el sacrificio de Jesús por nosotros.

Peticiones de perdón

Las ofrendas para la misa pan y vino poseen un alto significado para todo aquél que ha creído en Jesús y su sacrificio en la Cruz. A través de este tipo de actos religiosos, Dios hace su obre y realiza un único intercambio, convirtiéndolos en el Cuerpo y la sangre de su hijo Jesús, quién entregó su vida por amor a la humanidad y para entregar vida eterna a todos los que han decidido creer en Él.

Al final de cada petición de perdón los fieles deben expresar la fresa: “Señor, Ten Piedad”.

Lecturas del día

Dentro de las lecturas del día se encuentran, la 1era lectura del evangelio, el salmo responsorial y la 2da lectura. En cada una de ellas, el sacerdote hace una pequeña reflexión de entrada, buscando llamar la atención de los asistentes y su posterior participación en dichas lecturas.

Ofrendas

La presentación de las ofrendas para la misa pan y vino se realiza mediante una simulación a cuando Jesús preparó la gran mesa en la última cena:

  • Ofrenda del pan: Se presenta primero el Pan, el cual para los fieles será el pan de Dios, pan de vida eterna, con el cual se sustenta nuestra fe y se alimenta el espíritu
  • Ofrenda del Vino: Luego de ser consagrado, se convierte en la sangre de Cristo, y para el resto del mundo, es el símbolo del amor verdadero y de la alegría.
  • Ofenda del Agua: El agua, es la fuente de la vida. Ese es el significado que se nos expresa cuando se ofrenda el agua en medio de la celebración de la eucaristía, trayendo como recuerdo el momento en que somos bautizados y nacemos nuevamente en la religión

También podrían interesarte los siguientes artículos: 

(Visited 12 times, 1 visits today)

Deja un comentario